Justifica a pegalones Y no quiere renunciar

Congresista se gana repudio general y hasta su bancada naranja la rechaza

La fujimorista Martiza García se ganó ayer el repudio masivo de amplios sectores, por sostener que las mujeres deben evitar decir provocaciones que pudieran despertar al “agresor sano” que hay en todo hombre, palabras que cayeron como una bomba en la propia bancada naranja de Fuerza Popular.

Lejos de disculparse o renunciar a presidir la Comisión de la Mujer y la Familia,García señaló que sus palabras fueron malinterpretadas y, en abierto desafío a la vocera fujimorista Milagros Salazar, preció que no iba a renunciar a su cargo ni ponerlo a disposición porque eso era una decisión de bancada.

“Definitivamente rechazamos esa aseveración de la congresista García, no la compartimos definitivamente”, aseguró Salazar y remarcó: “Ahora que estamos en una lucha frontal contra la violencia hacia la mujer, este comentario es totalmente desatinado y pueden interpretarlos desde diferentes ángulos”.

Salazar añadió que su colega García debe asumir su responsabilidad, hacerse una autocrítica y abandonar el cargo.

“NO ME VOY”

Ante la avalancha de críticas, García ofreció una conferencia de prensa en el Congreso y reitero que no renunciará a su cargo. “Esas son decisiones de bancada, no son decisiones mías”, señaló y, frente a las expresiones de la vocera fujimorista, dijo: “En realidad, yo esperaría cualquier documento oficial y que sea tramitado por conducto regular”.

La fujimorista afirmó que se limitó a repetir lo que les informó el psicológo Ivan Molina, quien dentro de una perspectiva de prevención, pedía a las mujeres, en una sesión de la comisión, el 4 de octubre, no provocar a “un agresor que es absolutamente sano” con frases como “me voy o te estoy traicionando”.

Al remarcar que rechaza categóricamente todo tipo de violencia familiar, sexual, psicológica o económica en agravio de cualquier persona, invocó a las mujeres a no callar una agresión, cualquiera sea esta.

 

Golpear mujeres no tiene justificación

La ministra de la Mujer, Ana María Choquehuanca y la Defensoría del Pueblo repudiaron las declaraciones de la congresista Maritza García.

“[La Defensoría] Lamenta además las expresiones, recientemente difundidas, que le atribuyen a la mujer el propiciar este tipo de conductas, justificando la actitud del agresor. Este discurso no se condice con la responsabilidad que le compete, entre otros, a quien preside la comisión de la Muer y la Familia del Congreso de la República, obligada en razón de su cargo a defender los derechos de las mujeres”, señaló.

Por su parte, Choquehuanca, reiteró que “no existe justificación alguna para que ninguna persona la emprenda contra otra y pueda violentarla, y menos de la manera en que lo estamos viendo en los últimos días”. “Las mujeres no tenemos que justificar ninguna forma de violencia para nadie, menos para los niños”, agregó en otro momento la ministra.