/

Anciano vende chifles en la calle para costear el tratamiento de su esposa que padece de cáncer

El adulto mayor se ve en la obligación de vender en las calles

Radio Karibeña
Actualizado el 27 mayo, 2021

La crisis sanitaria ha quebrado muchos negocios y personas en el mundo se han visto obligados a vender en las calles. Siempre hay historias detrás de cada ser humano, pero este en particular ha estremecido a más de uno.





Loyola de 65 años, recorre las calles de Toluca, México, vendiendo chicharrones, chifles y demás para costear el tratamiento de su esposa Hilaria que lamentablemente sufre de cáncer.

También te puede interesar: “La ropa no tiene género”: Profesores dictan clases con falda y generan controversia


El anciano contó que sus ahorros se acabaron cuando ella empeoró su estado de salud y tuvo que pedir dinero prestado para sobrevivir. Para pagar las deudas, el hombre buscó trabajo sin encontrar respuesta, por ello optó por la venta callejera.

“Le doy gracias a Dios que Hilaria sigue conmigo. Sin embargo, tengo que juntar para devolver lo que le pedí, por los réditos es imposible, debo más de 50 mil pesos y vender aquí dificulta más las cosas”, dijo el anciano.

Se precisó que Loyola sale a diario a vender y ofrece sus productos a los conductores y peatones que pasan por la zona. Aunque existe gente que lo apoya, el anciano también sufre indiferencia de otros.

En una entrevista para un medio de su localidad, indicó que le asusta la idea de que la policía lo eche del lugar por vender de manera irregular, pero aprovechó el espacio para pedir ayuda, pues es la única forma de sostener las deudas de su amada.

También puedes ver: Rescatan a perrita callejera tras estar atorada más de 5 horas en una tubería

“No era momento de pelear”: Papito consuela a hombre que accidentalmente atropelló a su hija

En el Barrio de Guaratuba, el Curitiba, Brasil, se vivió un emotivo momento luego de que dos hombres fueron captados abrazándose después de vivir un trágico momento.

Según contaron, uno de ellos había atropellado con su vehículo a la hija del otro. A pesar de la tristeza, su actitud le hizo recibir gran admiración.

Lejos de culpabilizarlo, el padre de la menor abrazó y consoló al conductor. Él estaba siendo invadido por la culpa y no podía dejar de llorar, sin embargo, el papá se encargó de calmarlo y disculparlo.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves por la tarde, en donde la pequeña de 10 años llamada Haghatta, fue golpeada por un vehículo. El hecho habría ocurrido por un pelote, la cual había sido lanzada por la menor al otro lado de la calle sin querer. Cuando atravesó para buscarla, ya era demasiado tarde.

‘Vi sinceridad en su corazón, no era el momento de pelear, teníamos que abrazarnos y ayudarnos’, dijo. “No tengo que perdonarte. ¿Le pegaste a mi hija porque querías? No fue porque quisiera. Fue una fatalidad. Entonces lo único que les pido, de corazón, es que oren. Rezad por mi hija para que salga bien y sobreviva”, concluyó.

MIRA TAMBIÉN: ¡Increíble! Abuelita de 86 años consigue graduarse de segunda maestría

Nota Anterior

Rescatan a perrita callejera tras estar atorada más de 5 horas en una tubería

Siguiente Nota

Madre fallece tras accidentarse en la misma moto que murió su hijo

Lo último de MUNDO