/

BELGRAVIA: SABORES DE ANTAÑO POR DELIVERY

Actualizado el 4 junio, 2020

En Lima hay nombre que casi todos conocen: Belgravia, la panadería ubicada en Lince, cuya historia no hace más que evocar sabrosos y familiares recuerdos en medio siglo de existencia, y es que sus sabores emblemáticos se mantienen en el tiempo. Basta con recordar su increíble baguette dulce, las contundentes tortas de crema chantilly, los bravos pasteles de acelga, los magníficos cachitos de mantequilla…la lista es larga y hoy, con todo y pandemia, ellos no cerraron sus puertas y se adaptaron tan bien a pesar de tener todo en contra, que ya entraron con fuerza al delivery. Aquí su receta.

Es que ellos, también son emprendedores, y es la lección que nos deja su gerente general, José Carlos Vallejo, en una charla virtual pero que tiene sabor a Lima de antaño, a pasteles, a pan baguette recién salido del horno.

En el 2007 se integró al negocio familiar, pues su padre, quien compró la panadería en los 70’s a su dueño, el argentino Adriano Guazzotti, falleció en el año 2006. “Los productos de Belgravia no han sido modificados, mantenemos la tradición de siempre, es por esto que nuestros clientes vienen aquí en búsqueda del sabor de la crema pastelera, la crema chantilly, manjar blanco, merengues, baguette dulce o las empanadas. Entre nuestros productos más importantes están el baguette dulce y el baguette salado, ambos son inigualables en Lima a pesar que han tratado de imitarnos”, refiere con orgullo, y quienes hemos ido de niños y luego ya de adultos, sabemos a lo que se refiere.

EL DELIVERY

Tras esta lección, sigue la segunda. Resulta que con la llegada de la pandemia ellos decidieron seguir adelante y entrar además con todo el delivery. “Cuando se dio la pandemia nos tocó una situación difícil como a muchos, pero decidimos luchar como un equipo, como una gran familia, como una sola fuerza. Por ello, no renunciamos a nuestra idea original de seguir creciendo, y es que de todas formas abriremos un nuevo local este año a pesar de la coyuntura que vive el país. Vale añadir que se ha quedado trabajando la misma gente con todos los protocolos de seguridad”, explica José Carlos Vallejo.

“El plan de crecimiento hoy es muy agresivo a nivel de redes, del e-commerce, y del delivery; ya contamos con seis camiones refrigerados y llegamos a más de 10 distritos, y seguiremos creciendo ordenadamente con los protocolos más estrictos a la par del cariño de siempre”, añade.

REORGANIZACIÓN

Además, refiere que para lograrlo se reorganizaron y equiparon para seguir estando en la vida de sus clientes, siempre cuidando a su equipo de trabajo de tantos años a la par del apoyo diario que dan a instituciones con donaciones, que es su manera de agradecer el seguir operando. 

“El 18 de marzo, cuando reuní a todo mi equipo les dije: El objetivo es uno solo, ¡de esta salimos más grandes que nunca!” Así fue que sumaron a personas que ayudaran a lograr el reto de crecer. Y aunque sus ventas cayeron en un 85% al comienzo, lo tomaron como un aliciente para salir adelante, “y podemos decir con orgullo que lo logramos y que tenemos mucho por hacer”, añade.

Belgravia ha implementado un riguroso protocolo de sanidad y seguridad, tanto dentro de su local como en su servicio delivery, “Todos han sido muy bien capacitados”,  señala José Carlos Vallejo.

Sabor tradicional clientes fieles y exigentes, reinventarse ante los retos…Belgravia, como los emprendedores peruanos no se rinde.

DÓNDE Y CÓMO PEDIR

Puede revisar toda la carta de sus productos y precios delivery en www.issuu.com y una vez allí busque Panadería Belgravia. Para el delivery pueden llamar al 934-808192 y otros que aparecen en el catálogo. El recargo es de 5 soles y llegan a Lince, Pueblo libre, Santa Beatriz, Santa catalina, San Borja, Jesus Maria, Magdalena, San Isidro, Miraflores, Barranco, Surco, Surquillo,

San Miguel, La Molina, San Luis y Salamanca.

Nota Anterior

Protestas no cesan en los EEUU

Siguiente Nota

‘Cuevita’ al Boca

Lo último de ACTUALIDAD