/

‘Búnker’ de Ancón era nido del Covid-19

Actualizado el 31 mayo, 2020

A fines de la semana pasada personal de la Brigada Contra la Criminalidad Extranjera de la Policía intervino una vivienda en el balneario de Ancón donde 68 personas, entre venezolanos, colombianos y peruanos, incumplian con la medida del aislamiento social obligatorio por el COVID-19.



Con coronavirus

Dias después, la Policía con apoyo de equipos de salud, ha determinado que por lo menos 23 de estos, ‘fiesteros’ son portadores del peligro virus que a diario mata a miles de personas en todo el mundo.


Los primeros síntomas de los recluidos en los calabozos de la Dirincri, sirvieron en alertar al personal al mando del coronel Víctor Revoredo Farfán, que no solo estaban ante delincuentes, sino también ante posibles portadores del COVID-19.

Sicario chamo

«Era de esperarse. Cuando se les intervino muchos no tenían puesta sus mascarillas, ni mucho menos respetaban el metro y medio de distancia social», relata un detective.

Las pruebas rápidas tomadas, incluso a Richard Yeison Fuentes Vásquez, sicario venezolano que mató a una mujer en los Pantanos de Villa, arrojaron positivo para 23 de los intervenidos.

Ejecutó a compatriotas

Sobre el sicario Yeison, la Brigada también corroboró que a inicios de año, ejecutó a balazos a uno de sus compatriotas, Yohander Benitez Martínez, al que llevó hasta el kilómetro 42 de la Panamericana Sur para dispararle en un supuesto ajuste de cuentas.

El dato

Las investigaciones también apuntan a que los intervenidos en el Búnker de Ancón estarían implicados en la mafia del ‘Gota a Gota’. Donde se presta dinero y cobra con altos intereses a desesperadas víctimas.

Nota Anterior

Policía lideraba banda de falsificadores

Siguiente Nota

Será abuela: Hija de Melissa Klug anuncia sorpresivo embarazo

Lo último de EDICIÓN IMPRESA