//

Carlos Galdós, ‘El Grinch peruano’

Actualizado el 23 diciembre, 2016

Por Ruby Pimentel


Carlos Galdós se in­cluye en el porcen­taje de personas que no espera con ansias celebrar la Navidad. El conductor de ‘La noche es mía’ se identifica con El Grinch, y es que al igual que este personaje de ficción prefiere aislarse y de tener un perro se iría lejos con él, para no estar cerca de quienes aman la Navidad.

“De estos días, de cele­braciones no me gusta nada. Detesto la Navidad y todo lo que se le parezca… La odio. No me gustan las cenas ni mucho menos las reuniones familia­res. Es más, me desreúno de la familia y amigos”, indica.

Es más en estas fecha el  presentador de televisión aprovecha para viajar y visi­tar a sus sobrinos que viven fuera del país, uno de ellos pertenece al movimiento re­ligioso Hare Krishna y el otro se encuentra en un centro de desintoxicación. “Estas fiestas son lo peor para ellos en especial para el último por­que  entre tanta fiesta y tanto feriado se pone como un loco (ríe)”, comenta.

Y aunque la forma de pen­sar y actuar del comediante no coincide con aquellas personas que, sí, esperan estas fechas para compartir en familia y amigos que no pueden ver seguido debido a la falta de tiempo, Carlos nos explica por qué detesta la Navidad.

 – “No me gustan las tiendas repletas de gente y menos los precios elevados. A partir de la quincena de diciembre sube todo de una manera brutal y no se puede comprar nada”.

– “No me gustan los villanci­cos ni los bailes de fin de año. Recuerdo que mi abuelo, que es de descendencia alemana, le daba por cantar villancicos en alemán… eso me traumo de por vida”.

– “No me gustan los regalos ni mucho menos verme obligado a comprar obsequios para el ‘Amigo secreto’”.

– “No me gustan los cohe­tes, las bombardas ni mucho menos los niños corriendo por las calles”.

TE PUEDE GUSTAR:

Nota Anterior

OPINIÓN | Esther Capuñay: ¡Una feliz Navidad en familia!

Siguiente Nota

Hijo de 'Melcochita': “Camión se cruzó y se dio a la fuga”

Lo último de EDICIÓN IMPRESA