/

‘Chamos’ atacan a jubilado para robarle

‘Chamos’ atacan a jubilado para robarle
Actualizado el 18 septiembre, 2019

Giancarlo Andía  / Foto: Diego Vertiz


Salió a embarcar a su hija, temiendo que ella se convierta en una víctima de la delincuencia y él terminó siendo atacado. Se trata del jubilado Marco Antonio Ibáñez Uriol (66), víctima de dos delincuentes venezolanos que lo golpearon y encañonaron con sus armas de fuego para robarle su carro y el dinero de su pensión que acaba de retirar de un cajero automático en Los Olivos.

En puerta de su casa

“Todos los días salgo a las 5 y 30 de la mañana y llevo a mi hija al paradero en la Panamericana Norte para que se embarque a Huachipa. Hoy (ayer) hice lo mismo, pero antes de regresar a casa, decido pasar por el cajero automático para retirar 600 soles de mi pensión. Hasta ahí todo estaba tranquilo”, explica el profesor jubilado. No es hasta llegar a la puerta de su casa, ubicada en la urbanización Los Jazmines de Naranjal, a pocos metros del mercado Productores en Los Olivos, que el hombre es víctima de los ladrones.

En el piso

“Me bajé y de un momento a otro ya los tenía encima. Uno me tira al piso e insulta. El acento de ambos era venezolano. Su cómplice ya tenía las llaves de mi auto y se sube para huir ambos. El otro hampón se fue en un auto negro con lunas polarizadas”, cuenta la víctima. Todo el ataque quedó registrado por la cámara de seguridad de la vivienda de Ibáñez Uriol, que ahora teme que los ‘chamos’ regresen a robar más cosas, pues en su vehículo se encontraban las llaves de su casa, las del carro de su hijo y documentos personales.

El dato

Los delincuentes huyeron con dirección a la avenida Huandoy, para luego perderse por la avenida Canta Callao.

Nueva matanza en San Martin de Porres
Nota Anterior

Nueva matanza en San Martin de Porres

Carlos Gálvez: Anti-mineros se quedaron en siglo XI
Siguiente Nota

Carlos Gálvez: Anti-mineros se quedaron en siglo XIX

Lo último de EDICIÓN IMPRESA

MI HIJO NO CRECE

EL CONFINAMIENTO TAMBIÉN JUEGA EN CONTRA POR EL SEDENTARISMO. AQUÍ LO QUE