Complot contra el bolsillo

Actualizado el 23 septiembre, 2018

Por: Jorge Páucar
Hace poco escribí que las separaciones son dolorosas porque, además del corazón, el que más sufre es el bolsillo. Eso lo sabe bien ahora Laura Bozzo, después que Cristian Zuárez tomó la decisión de demandarla. Los abogados dicen que el ‘Pelucón’ está en su derecho, pero, ¿hasta qué punto una mujer o un hombre pueden exigirle a su ex una reparación económica? ¿Lo más justo no sería que la pareja, tras la ruptura, busque trabajo o siga laborando, sin tener que depender ab-so-lu-ta-men-te de nadie?





Hay un plano legal y ético en esta cuestión. Si nos vamos por el primer aspecto, el argentino solo tendría que probar que hubo una relación de hecho para enjuiciar a la doctora por daños y perjuicios, según el doctor Walter Chinchay. Luego, debe acreditar tres elementos: daño económico; lucro cesante, es decir, lo que dejó de percibir tras el rompimiento y, tercero, el perjuicio moral. “Deberá probar que, camuflado bajo una relación sentimental, ella lo utilizó empresarialmente”, afirma el letrado.

El pez por la boca muere…

Existe un elemento que podría hacerle perder una millonada a la conductora. Sus propias palabras. Ella misma se fue de boca en su libro Más allá del infierno, donde reconoce que perjudicó la carrera del gaucho.

«Me confesó que le gustaba estar conmigo, que me extrañaba mucho y entonces yo le puse contra la pared cuando le dije: ‘Entonces escoge entre tu grupo y yo. O te dedicas de lleno a viajar con ellos o te quedas conmigo y vemos hasta dónde nos lleva esto’.  Ahora, esta es una de las cosas de las que me arrepiento. Yo no tenía derecho a cortarle sus aspiraciones artísticas. En aquel momento el grupo tenía contratos pendientes, presentaciones pactadas y tal vez eso no le iba a asegurar más éxito, pero no debí haber evitado que él lo descubriera por sí solo», asegura la doctora en la página 111.

Este caso me hace recordar al juicio que le entabló Antonio de la Rúa a Shakira en un juzgado de Suiza, donde intentó congelar los bienes de una cuenta bancaria de la colombiana, pero la corte no le dio la razón. Argumentó “que las partes nunca tuvieron la intención de formar una asociación o una sociedad juntos».

Algunos amigos me contradicen: afirman que lo ético en el caso del gaucho también es demandar. No sé. Yo creo que eso de vivir a costillas del ex, solo me lleva a pensar que ese noble sentimiento llamado amor, a veces, también es un negocio. Y por lo visto, redondo.

Abogada se quedó con 3 casas de su exesposo
Luego de la separación de su esposo, Mario de la Fuente, la conductora Laura Bozzo salió ganando económicamente. Al menos, así lo declaró su ex en una entrevista para la revista Caretas de noviembre del 2002. “Antes de casarme tenía un departamento en Santa Cruz, Miraflores. Ya casado compré otro departamento en Larco. En 1990, el tercer inmueble en el balneario Las Totoritas. Laura firmaba entonces como Bozzo de De la Fuente. Pasados los años ya empezó a ser Bozzo Rotondo, a secas. En 1992 compro la cuarta propiedad en San Borja. Al realizar la separación del patrimonio yo me quedo con esta última, que vendo en octubre del 2001 a 140 mil dólares para comprarme la casa donde vivo hoy. Laura se quedó con todo lo demás, cuyo valor total era similar”, reveló.

Nota Anterior

"Mi cuerpo es natural"

Siguiente Nota

Daniela Darcourt se llevó la copa "El artista del año" y afirmó que no teme a Yahaira

Lo último de LO ÚLTIMO