/

Con ustedes el gran Lapadula de la cocina

Actualizado el 24 septiembre, 2021

Tenía apenas siete años cuando dejó su casa allá en Comas para mudarse a la bella Italia con sus padres. Moisés Rosales Mejía hoy tiene 33 años y todavía recuerda con nostalgia el día en que se alejó de sus abuelos, que lo criaban, y de sus tías, quienes tenían un puesto de comida en el Mercado de Chacracerro. Ahí, entre fogones y el cariño imborrable de sus tías, fue donde empezó su amor por la cocina.





“He vivido en Italia hasta los 29 años. Tengo la nacionalidad Italiana pero mi sangre peruana puede más. Siempre quise regresar porque mis raíces están acá. Mi sueño era venir al Perú y poner un restaurante donde fusionaría la comida italiana y peruana”, nos cuenta Moisés con ese acento que adquieren quienes viven mucho tiempo en el país de las pizzas.

Mira además: 4 mil pacientes rezan por un trasplante de órganos


FULL EXPERIENCIA

Tras ahorrar por varios años trabajando como chef en reconocidos restaurantes italianos donde fue asimilando todos los secretos de su cocina, Moisés y su esposa Dajana -una chef peruana que también compartía su sueño- lograron regresar a nuestro país, donde echaron a andar su sueño: levantar su propio restaurante al que llamaron ‘Pasta a la Leña’. Su historia ha generado que algunos de sus clientes lo conozcan como ‘El Lapadula de la cocina’.

“No fue fácil iniciar este negocio. Hemos logrado salir adelante con mucho esfuerzo y trabajo de sol a sol. Amamos lo que hacemos y creo que eso se nota en el resultado de nuestras comidas y postres.

Los clientes siempre se van muy contentos con nuestras especialidades, por eso regresan y nos recomiendan mucho”, aseguró el ‘Bambino’ que haciendo honor al apodo, mete puros goles en la cocina con tremendos platillos.

Al llegar al Perú, iniciaron con un local pequeño en el distrito de Santa Anita. Allí ofrecían sus especialidades culinarias, que eran una interesante mezcla de los sabores peruanos con italianos fruto de la experiencia de Moisés. Con el tiempo se mudaron a Chosica, donde actualmente permanecen. El lugar es una casa de antaño que se convierte en el marco perfecto de una buena comida. Su diseño y acabados antiguos, así como los olores que emanan de la cocina, hacen que la experiencia de almorzar o cenar sean más que inolvidables.

Entérate de más: Hoy queman al ‘diablo’ Abimael

PIZZAS PERUITALIANAS

La especialidad de la casa son definitivamente las pizzas peruitalianas, el pollo a la brasa con especias italianas, así como las hamburguesas de carne también con un toque especial y que es una receta secreta, que como buen cocinero, Moisés no revela.

Pero a esta pareja de chefs les ha tocado batallar duro. Durante la pandemia, estuvieron a punto de cerrar su negocio, pues la falta de movimiento generó pérdidas económicas, las cuales aún están en proceso de recuperación. Sin embargo, el buen ánimo, dinamismo y sobre todo el amor que Moisés y Dajana ponen a su emprendimiento, permiten que el negocio continúe superando cualquier obstáculo. Los resultados son esos platillos exquisitos que aquí se prueban y que provocan que los comensales digan antes de irse con la barriga llena y el corazón contento “buona cena, Moisés! (Por Tábatha Paredes).

el dato

Si desea visitar ‘Pasta a la Leña’ en Chosica visítelos en Jirón Cusco 294, Chosica. Llame al 950314379.

Nota Anterior

La ‘U’ las emboca todas

Siguiente Nota

Llegó la primavera y también Perúflora

Lo último de ACTUALIDAD