Disparan a casa y niña se salva

Actualizado el 22 junio, 2020

A menos de tres cuadras del lugar donde el último viernes la Policía abatió a cuatro raqueteros en San Martín de Porres, un delincuente disparó contra la vivienda de una familia y por poco mata a una niña de trece años que se encontraba en el segundo piso de la casa. El atacante habría actuado como venganza al no poder robarle a un muchacho.

Ráfaga de tiros

Por poco y la celebración por el ‘Día del Padre’ termina en tragedia para el señor Marino y su familia, cuando cerca de las 9 de la mañana, la ráfaga de disparos les hizo temer lo peor.

“Yo solo le grité que se tirara al piso, porque las balas la iban a matar. No tenemos nada que ver, somos inquilinos nomas”, cuenta el desesperado progenitor sobre los hechos suscitados en la etapa 1 de la urbanización Paraíso Florido.

Ventanas destrozadas

Personal de la comisaría de Sol de Oro llegó hasta el lugar para confirmar que dos ventanas de la vivienda afectada terminaron destrozadas por los disparos. Asimismo en el piso y alrededores se encontraron diez casquillos de bala.

“Comentan que muy temprano un ladrón ataca a un chico para robarle y este logra quitarle su arma. A las horas habría regresado para vengarse disparando a la casa”, contó un agente.

El dato

Un revólver abastecido fue entregado a los policías para las pericias correspondientes. En tanto, los trabajos para ubicar al atacante, que también arrojó pedradas, continuaron por la zona.

Nota Anterior

Taxista es asesinado en su vehículo en el distrito del Rímac

Siguiente Nota

El saludo que emocionó a la ‘Foquita’