/

EMBARAZO Y EL COVID-19

Embarazada y coronavirus
Actualizado el 1 abril, 2020

El coronavirus llegó al Perú como un visitante no deseado, cambiando nuestra rutina y generando alarma en gran parte de la población. Esta preocupación ha despertado también las alertas entre las mujeres embarazadas, en especial por los efectos que este brote pueda tener en su salud y en la del futuro bebé.



Recientemente, el UNFPA, el organismo de las Naciones Unidas que se encarga de la salud sexual y reproductiva, ha puesto énfasis en el cuidado que deben tener las mujeres gestantes frente a una pandemia como la del coronavirus. Ante ello, ha hecho un llamado a los gobiernos para que garanticen la seguridad de los embarazos y los partos en todo el mundo, y hagan “un riguroso cumplimiento de las precauciones que se deben tomar para evitar el contagio”.

ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

Si bien por el momento, no existen pruebas científicas que respalden una mayor vulnerabilidad al nuevo coronavirus entre las mujeres embarazadas, sí es cierto que la gestación conlleva cambios físicos que pueden aumentar la vulnerabilidad de estas mujeres ante infecciones respiratorias. De hecho, según la UNFPA, las mujeres embarazadas que presenten enfermedades respiratorias “deben recibir un tratamiento prioritario, pues tienen un mayor riesgo de sufris efectos adversos”.

PREVENCIÓN

“En general, las embarazadas deben adoptar las mismas medidas preventivas que el resto de adultos a fin de evitar el contagio. Lo principal es lavarse las manos con agua y jabón o con gel desinfectante de forma frecuente. Asimismo, deben evitar el contacto directo con personas que estén tosiendo o estornudando. Y deben cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo o el codo al toser y estornudar”, explica el ginecólogo y experto en obstetricia y fertilidad, Augusto Ascenzo Aparicio.

VITAMINA C

Junto a ello, es importante que beba muchos líquidos e incorpore fuentes de vitamina C a su dieta para reforzar sus defensas.  Esta vitamina está presente en frutas como naranjas, piña, mango, fresas, sandía o melón y en verduras como el pimiento, la col, el nabo o el rábano. “Es importante que por su estado, las gestantes descansen de manera frecuente y eviten la humedad y los climas helados como los que produce el aire acondicionado. Todo eso les permitirá tener una mayor protección frente a las infecciones”, resalta el también director de la Clínica Miraflores.

DAR DE LACTAR

La UNFPA exhorta a no separar a las mujeres lactantes de sus recién nacidos, ya que no existen pruebas que indiquen que los virus respiratorios se puedan transmitir mediante la lactancia, tal como indica Unicef. De esta forma, las madres pueden seguir dando el pecho a sus hijos siempre y cuando se tomen las precauciones necesarias.

Por ejemplo, las madres que presenten síntomas y estén en condiciones de dar el pecho “deben llevar una mascarilla cuando se encuentren cerca del niño -también durante la lactancia-, lavarse las manos antes y después de estar en contacto con él (lo cual también se aplica a la lactancia), y limpiar o desinfectar las superficies contaminadas”.

Y si una madre no está en condición de dar el pecho, “se la debe animar a extraerse la leche para alimentar al bebé con un recipiente limpio o una cucharita”. Para ello, explica la UNFPA, “debe llevar mascarilla, lavarse las manos antes y después de estar en contacto con el niño y limpiar cualquier superficie contaminada”.

Nota Anterior

Te decimos como tramitar el nuevo pase laboral

Siguiente Nota

Cifra de contagiados por el COVID-19 aumentó a 1323

Lo último de ACTUALIDAD