/

Keiko regresó a la misma jaula

Actualizado el 30 enero, 2020

La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori pasó la noche en la carceleta del INPE y, ayer casi al mediodía, fue enviada bajo fuerte resguardo policial hasta el penal Anexo de Mujeres de Chorrillos, donde ya estuvo recluida desde el 31 de octubre de 2018 al 29 de noviembre del 2019.


Fujimori lucía abatida durante el traslado, en cumplimiento de la resolución del juez Víctor Zúñiga, quien acogió el planteamiento del fiscal del equipo Lava Jato, José Pérez, que demandó una prisión preventiva de 18 meses contra la lideresa naranja, a quien acusa de lavado de activos y organización criminal.

Los trámites de rigor, para que Keiko ingrese al penal de Chorrillos, se hicieron durante la noche y con celeridad, para evitar las protestas en el centro de Lima de los simpatizantes naranjas, que rechazaron la nueva prisión preventiva de su lideresa.

En un audio que se divulgó después que el juez resolvió en su contra, Fujimori denunció que sufre una persecución política y judicial, y adelantó que, a través de su esposo Mark Vito Villanella, denunciará su caso ante las instancias internacionales, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

EN CONTRA

La nueva prisión preventiva fue rechazada en forma rotunda por las ex congresistas Milagros Salazar y Luz Salgado, mientras que el secretario general del fujimorismo, Luis Galarreta señaló que con esa medida quieren  sacar a Keiko de la carrera presidencial en el 2021.

El primer ministro Vicente Zeballos salió a responder a las críticas de los voceros fujimoristas, y rechazó que se trate de vincular, de alguna manera, al gobierno en la resolución del juez Zúñiga, y recordó que el presidente Vizcarra reiteradas veces destacó el respeto e independencia del Poder Judicial.

Luis Iberico, de la Comisión Permanente, anotó que no podría afirmar que hay una persecución política contra Fujimori, pero remarcó que “si hay mucho sesgo político en contra de ella. “Hay personas que están igualmente comprometidas con Odebrecht que están siguiendo sus procesos en libertad», dijo.

EL DATO

“El argumento de que vivir en casa alquilada podría generar la posibilidad de fuga es algo absolutamente discriminatorio”, dijo Iberico.

MARIANELLA SE LAVA LAS MANOS

La presidenta del Tribunal Constitucional, Marianella Ledesma no defendió la resolución del TC que ordenó la excarcelación de Keiko Fujimori, y ante la nueva orden de prisión preventiva contra ella, señaló que el TC “ya no tiene nada que decir”.

“Ahora estamos en un nuevo acto, en una nueva etapa, con nuevos argumentos que se tendrán que evaluar si es que se dan las condiciones”, anotó. «Estamos ante un nuevo hecho, una nueva resolución (del Poder Judicial) y si hay nuevas situaciones de vicio que controlar, lo haremos”, agregó.

Ledesma precisó que los “controles no son de oficio, son pedidos por una parte”. Si hay una parte que se considera afectada por el pronunciamiento que hacen los jueces, podríamos intervenir”, indicó y anotó que Fujimori tiene derecho de recurrir a instancias internacionales “como cualquier peruano”.

Nota Anterior

Melissa celebra porque ya no le reducirán la pensión de sus hijos

Siguiente Nota

Aumentan a 17 las víctimas de Villa El Salvador

Lo último de POLÍTICA