/

Lilia, la mujer fantástica

Actualizado el 6 marzo, 2021

Las mujeres peruanas son guerreras y valientes, no tienen temor a enfrentar nuevos retos por lo que día a día luchan por alcanzar sus sueños aunque parezcan imposibles. Con motivo del Día de la Mujer, conozcamos la historia de Lilia Riofrío (48), quien con 12 años llegó de Piura a Lima para continuar con sus estudios, sin imaginar que aquí encontraría su hogar.





Es probable que usted también se refleje en su historia. Madre a los 19 años y con un matrimonio que no funcionó, guarda como experiencia de vida una lista de oficios que supo desempeñar con gran capacidad: secretaria, profesora, vendedora en una cafetería y varios más.

Mira además: Más beneficiados con bono de S/ 600


Pero su mayor orgullo es haber logrado, a base de esfuerzo y valor, que sus hijos, de 28 y 25 años, sean profesionales dedicados tanto en el Periodismo como en la Ingeniería de Sistemas.

Esta es una historia que se repite en muchas mujeres que sintieron el abandono, pero que jamás se dieron por vencidas. Por varios años, Lilia puso su rol de madre por encima de todo, pero hace dos años decidió que era tiempo de priorizar su propia vida. Además, su nuevo oficio de ama de casa no terminaba de llenarla, sentía que podía dar más y que el estar bordeando los cincuenta años no era impedimento alguno para seguir aprendiendo.

NUEVOS RETOS

Nunca dejó de estudiar, su entusiasmo la llevó a tomar diferentes cursos básicos solo por satisfacción personal, pero su determinación por adquirir nuevos retos se vio reflejada ante una convocatoria de la Municipalidad de Lima.

Desde hace año y medio, Lilia se levanta a la 4 a.m. para alistarse y partir desde Carabayllo, donde reside, hasta el Centro de Lima o a cualquier distrito que se le asigne. Si bien vive lejos de su centro de labores, la puntualidad es una de sus principales características y ello queda demostrado al cumplir con su horario que arranca a la 7 a.m.

FANTÁSTICOS VIALES

La popular ‘China’ forma parte de Los Fantásticos Viales, un equipo de educadores de la Municipalidad de Lima, quienes a diario salen a las calles a sensibilizar a conductores, ciclistas y peatones en el respeto a las normas de tránsito. Una labor que no es nada fácil, pero que gracias a su buena actitud y entusiasmo, siente que es útil y que contribuye con la ciudad.

El ser la mayor de un grupo de jóvenes, en su mayoría estudiantes, hace aflorar su sentimiento de madre al momento de brindarles un consejo o al hacerles un llamado de atención. Ha sabido ganarse su puesto en el equipo, pero sobre todo su amistad.

“Me siento feliz durante las activaciones que realizamos en la vía pública. Las personas ya nos reconocen en las calles, escuchan nuestras recomendaciones. El poder sentir que la gente empieza a reflexionar sobre algunas malas actitudes en la vía es una gran satisfacción”, nos cuenta Lilia.

Entérate de más: César Acuña: “Me hacen memes por pura envidia”

SIGUE TUS SUEÑOS

Su fe la fortalece para alcanzar sus sueños y cada mañana agradece a Dios por darle un día más de vida. Es por ello que Lilia regala sonrisas cada vez que interactúa con un peatón o un conductor. Sabe que la buena actitud contagia y eso quiere lograr con su trabajo. ¿Sueños? Construir su nueva casa, conocer el Cusco y viajar a Europa. “Nunca es tarde para cumplir los sueños, la edad es solo un número y nosotras ponemos los límites.

En el Día de la Mujer quiero dejar en claro que no somos el sexo débil, podemos ser grandes profesionales, emprendedoras y mamás a la vez, no nos encasillen en un solo rol.

Aunque el machismo persiste, seguiremos luchando a diario para cambiar esta situación”, es la reflexión que nos deja esta mujer tras culminar su día como integrante de Los Fantásticos Viales de la Municipalidad de Lima

Nota Anterior

Yuri confiesa que tras contagiarse tuvo ansiedad y consumía calmantes

Siguiente Nota

Mañana domingo sí sale tu diario Karibeña

Lo último de ACTUALIDAD