/

Taxista y pasajero mueren acribillados en Los Olivos

Policiales - Los Olivos
Policiales - Los Olivos
Actualizado el 4 julio, 2018

Giancarlo Andía





Dos muertos y un herido de gravedad, dejó el ataque a un taxi en la Panamericana Norte, en Los Olivos. El hecho ocurre la madrugada de ayer y se trataría de un ajuste de cuentas, pues a las víctimas no se les roba nada. La persona herida cuenta con antecedentes por robo agravado.

Fue una matanza

Todo ocurre en el cruce de las avenidas Alfredo Mendiola y Central, apenas pasada la medianoche. A bordo del Kia negro de placa F7H-698, se encontraban Robert Grados Vargas (41), como piloto, Danny Díaz Álvarez (22), era su copiloto y sentado en la parte trasera viajaba Juan Pablo Flores Ríos. En solo segundos, al menos un desconocido desciende de otro auto oscuro, que seguía al taxi, para disparar a quemarropa a los ocupantes de la segunda unidad por el lado derecho.  “Los fallecidos tienen entre cinco y seis impactos de bala. El sobreviviente recibió cuatro. Los peritos han recogido al menos 15 casquillos de bala. Parece que iban por el copiloto y la persona que iba atrás”, relata una fuente policial. La escena sería cercada por personal del 105 y serenos de Los Olivos que son los primeros en llegar.


Se va en mototaxi a clínica

En el auto solo quedarían los cadáveres de Grados Vargas y Díaz Álvarez. Es Juan Pablo Flores, el que según testigos abandona el carro malherido para caminar hasta el cruce de las avenidas 2 de octubre y Betancur. La cámara de seguridad de una vivienda capta como este sujeto es auxiliado por vecinos que lo suben a una mototaxi con dirección a la clínica Jesús del Norte. Agentes del Depincri Olivos, llegan hasta la clínica para confirmar que Flores viajaba en el vehículo acribillado. “Esta persona cuenta con una requisitoria por robo agravado, por eso ha quedado bajo custodia policial”, explican los efectivos.

“No tiene nada que ver”

Jackelina Zavaleta, pareja del taxista muerto, defendió la inocencia de su esposo, tras manejarse la hipótesis del ajuste de cuentas. “Trabajaba 12 horas en el auto que era alquilado. Que la Policía investigue, pues no tiene nada que ver. Robert era el soporte de la familia, estamos destrozados”, cuenta.

El dato

Robert, que también trabajaba como cobrador de cúster, deja en la orfandad a cuatro niños de 4, 6, 10 y 13 años.

Carlos Cacho
Nota Anterior

Carlos Cacho sobre caso con Ezio Oliva: “Me han acusado de cosas que no hice”

Colegio
Siguiente Nota

Delincuentes vacían aulas de colegio nacional de San Juan de Lurigancho

Lo último de EDICIÓN IMPRESA