/

Malditos dejan sin comida a los que menos tienen

Actualizado el 4 febrero, 2021

No tienen perdón de Dios. Delincuentes dejaron sin comida a más de 200 personas de escasos recursos tras robar el comedor popular donde les brindaban alimentos.





El toque de queda no fue impedimento para que los ladrones puedan hacer de las suyas, enseñándose con los que menos tienen. Por una ventana ingresaron al comedor “Luz de Esperanza”, ubicado en la Mz A lote 18 del asentamiento humano Nueva Esperanza, en Ancón.

César Galdos, encargado del local señaló que los delincuentes se llevaron la olla arrocera, una licuadora y todos los alimentos que con los aportes de los humildes pobladores se habían comprado para los 15 días de cuarentena.


Mira además: Rateros en mototaxi eran terror de ancianos

“Me siento frustrado e indignado porque se cogieron los que menos tienen. En este comedor brindamos alimento a unas 200 personas de escasos recursos, muchos de ellos niños, ancianos y personas discapacitadas”, refirió. Agregó que pensando en la cuarentena los vecinos hicieron un esfuerzo para comprar por adelantado los víveres para las dos semanas sin imaginar que serían víctimas de delincuentes sin corazón.

PIDE MÁS SEGURIDAD

Galdos envió un mensaje al alcalde John Barrera para que brinde seguridad, pues asegura que la zona es tierra de nadie, “Los serenos vinieron y nos dijeron que no pueden hacer nada porque no hay personal”, refirió. Agentes de la Policía Nacional sospechan que los responsables de este robo sean delincuentes de zonas cercanas y realizan operativos para capturarlos.

Mira además: Indignante maltrato en Cajamarca: madre azotó a su hijo con discapacidad en el suelo

El comedor Luz de Esperanza funciona desde hace cuatro años gracias al aporte de los humildes vecinos y a donaciones de algunas empresas privadas. Solo una vez el gobierno les brindó ayuda.

VECINOS SOLIDARIOS

Tras el indignante robo el comedor empezó a recibir ayuda en especial de personas de escasos recursos pero con un enorme corazón.

Entre ellos se encontraba Vanesa Lara, una madre de familia de nacionalidad venezolana quien pese a no contar con trabajo llegó con un paquete de víveres para que los vecinos no se queden sin almuerzo. Para cualquier ayuda pueden comunicarse al número 923 707 481

Nota Anterior

Rateros en mototaxi eran terror de ancianos

Terrible asesinato en Ate: Joven mató a su hermana por no guardarle comida
Siguiente Nota

Terrible asesinato en Ate: Joven mató a su hermana por no guardarle comida

Lo último de EDICIÓN IMPRESA