Mario Hart toma extrema medida para ayudar a su esposa a amamantar | FOTOS

La nueva etapa de padre de Mario Hart esta mostrando un lado nunca antes visto del ex chico reality. Ahora sus vivencias las muestra en su cuenta de YouTube

Mario Hart tomó medidas extremas para aliviar sufrimiento de Korina
Actualizado el 22 septiembre, 2020

Mario Hart y su esposa Korina Rivadeneira están viviendo lo que significa ser padres. La pareja lanzó un nuevo video en su cuenta de YouTube, donde muestran día a día sus vivencias paternales.



La modelo y el «chato» Hart, han descubierto que no es nada fácil ser padres de una bebé recién nacida. No solo deben dedicar atención a su pequeña hija Lara, sino que deben resolver algunas situaciones inesperadas.

MIRA TAMBIÉN: Christian Domínguez encara a Magaly por criticar su nariz: «sinvergüenchona’”


Korina Rivadeneira

Una situación inesperada fue la que vivió su esposa, la modelo se muestra adolorida y cansada. Según Mario relata, Korina empezó a tener sangrado en los pezones por amamantar a su pequeña niña.

MIRA TAMBIÉN: Sheyla Rojas: todos los «arreglitos» que tuvo a lo largo de los años | FOTOS

“Kori está con un dolor terrible porque está generando mucha leche, que no puede extraerse, y le duele mucho con los extractores”, contó en un video de su canal de Youtube.

Mario Hart y su hija

Ante tan dolorosa situación que vivía su esposa, Mario tuvo que tomar una decisión un poco extrema, pero necesaria. El ex chico reality tuvo que succionar él mismo la leche.

MIRA TAMBIÉN: Austin Palao celebra el amor de su hermano Said y Alejandra Baigorria

“Es muy difícil por todo lo que pasan las mujeres”, agregó Hart, tras aliviar el dolor de su esposa.

La nueva familia

KORINA Y MARIO CUENTAN SUS DÍAS COMO PAPÁS PRIMERIZOS

A través de sus redes sociales, la modelo reveló que por dos días su bebé solo quería comer y no dormía sin dejar su «tetita». Esto hizo que la modelo no tenga ni un respiro.

“Entró como en una crisis. Yo no la entendía y ella solo quería estar pegada a la teta y succionando, sí comía un montón y cuando quería dormir, le sacaba la teta, pero se ponía a llorar. Así estuvo las 24 horas los dos días. Fue fuertísimo los dos días, no paraba de comer y no se tranquilizaba con nada, estaba bastante frustrada”, dijo en su cuenta de Instagram.

“Entró como en una crisis. Yo no la entendía y ella solo quería estar pegada a la teta y succionando, sí comía un montón y cuando quería dormir, le sacaba la teta, pero se ponía a llorar. Así estuvo las 24 horas los dos días. Fue fuertísimo los dos días, no paraba de comer y no se tranquilizaba con nada, estaba bastante frustrada”, contó Korina Rivadeneira.

Nota Anterior

San Juan de Miraflores: Chamo se hacía pasar como curita

Siguiente Nota

Línea 2 del Metro de Lima: De Ate al Callao en 45 minutos

Lo último de ESPECTÁCULOS