//

Mata a su ex y se suicida en mercado Agrario de los Olivos

Actualizado el 23 enero, 2020

Delante de decenas de personas que hacían sus compras en el mercado Agrario de los Olivos, Papias Abilio Palacios Huanca de 65 años, disparó en la cabeza a su ex pareja, la comerciante María Saavedra Bances (43). Tras dejar agonizante a la mujer, el sujeto corrió por el mercado disparando para no ser detenido. Llegó al comedor del centro de abastos y se mató de un disparo en la cabeza. La mujer falleció horas después.



Comerciantes en pánico

Según testigos, Papias Palacios habría llegado una hora antes al puesto de venta de jugos y desayunos de su víctima. «Yo lo he visto cara a cara. Tenía un polo blanco. Me llamó la atención porque sabía que hace seis meses ya no eran pareja. Ingresó al puesto, al parecer para hablar con Mari. Adentro estaban las hijas de ella y un cliente», cuenta la comerciante Angélica Trujillo. El ataque, ocurre pasadas las diez de la mañana. Cuando Palacios Huanca, ya con un polo azul y gorra, llega al puesto de la mujer y le dispara al menos tres veces.

Delante de hijas

En su huida, el sujeto deja caer varios sobres manila con el mismo mensaje. ‘TODO UNA VIDA DE MENTIRAS’. Se leía en los escritos hechos con plumón. «¡Es un cobarde! Como la va culpar. Ella no estaba con él. Las autoridades deben hacer algo y parar los ataques contra la mujer. Las hijas de Mari están traumadas porque todo fue delante de ellas», dijo una amiga de la mujer, que conversó con ella minutos antes del ataque.

Lluvia de balas

Palacios Huanca corre un espacio de veinte metros dentro del mercado, al ver que comerciantes intentaban retenerlo, hace más disparos al aire. Un casquillo regado en el lugar demostraría la desesperación del sujeto para huir de la escena del crimen. En tanto, madres de familia con sus niños en brazos, incluso otros menores, salieron corriendo en diferentes direcciones temiendo recibir algún balazo.

Se mete un tiro

Decidido a no pagar en vida el crimen cometido, Palacios se mata dentro del comedor del mercado. Una de las encargadas contó los últimos momentos de vida del sujeto. «Entró agitado con el arma en mano. Unos clientes pensaron que era un asalto. El señor se sentó en la segunda mesa. Puso el arma en la mesa. Ahí lo veo directamente y le dije ‘Señor no’, pero ya era tarde. Se disparó en la cabeza y murió en el acto. Su cuerpo quedó sobre el arma. No dijo nada. Llegó a matarse», cuenta la testigo.

Merodeaba a su víctima

Peritos de la Policía y personal del Ministerio Público llegaron a la escena para las diligencias del levantamiento de cadáver del hombre, conversar con testigos y recoger los casquillos de bala del centro de abastos. Algunos comerciantes dijeron haber visto al sujeto en otras oportunidades dejando jabas de frutas a su víctima. Familiares de la mujer también llegaron al lugar en busca de información. Ellos condenaron lo ocurrido. «Ese hombre estaba mal, no debió hacer eso. Delante de las niñas, estaba mal».

El dato

Al cierre de edición se supo que María Saavedra tenía falleció. Voceros del hospital Cayetano Heredia explicaron que ingresó con un Traumatismo Encéfalo Craneal por impacto de bala.  Se trataría del primer caso de feminicidio en Lima y diez en todo el país tras comenzar el año.

Nota Anterior

Pasco: Chamo mata de lampazo a abuelita

Zambrano firmó con Boca Juniors pero a la primera juerga lo botan
Siguiente Nota

Zambrano firmó con Boca Juniors pero a la primera juerga lo botan

Lo último de EDICIÓN IMPRESA