Matan a balazos a comerciante y a su hija en el Callao

Actualizado el 15 junio, 2020

Un grupo de pandilleros acribilló al comerciante gamarrino Ricardo Uribe Ponce (39) y a su niña de 09 años cuando retornaban a bordo de su vehículo a su vivienda en el sector de Boterín en el Callao. La pareja del comerciante y su pequeño nieto también se encontraban a bordo de la minivan de la víctima, pero se salvaron de milagro de recibir la ráfaga de disparos.



Ajuste de cuentas 

 Para la Policía se trataría de un ajuste de cuentas cometido por sicarios pues no hubo robo.Como familia de emprendedores, los Uribe salieron el último sábado a entregar un importante lote de medias. A escasos metros de su vivienda, la familia se sorprende por la presencia de al menos diez pandilleros, sin imaginar que lo peor estaba por venir. “A mi esposo le dije mira como corren, ¿a quién matarán ahora? Luego vi cómo uno metía su mano con el arma por la ventana y no dejaba de disparar”, relata la pareja de Ricardo Uribe.


Veinte disparos 

Testigos que caminaban por el mercado Sarita Colonia contaron haber escuchado de diez a veinte disparos. “Parecía que las balas nunca iban a parar. El señor y su niña ya estaban inconscientes y seguían recibiendo los disparos”.

A pesar de ser auxiliados en su mismo vehículo, Ricardo y su niña Y.U.M. llegaron cadáver al hospital Daniel Alcides Carrión. En la minivan de placa AXL-291, también se apreciaban los impactos de bala.

Iba regresar al emporio

“Ricardo estaba muy emocionado por la activación de Gamarra. Toda la vida fue comerciante, con la pandemia se vio muy perjudicado, pese a eso se las ingeniaba para sacar adelante a su familia. Su hijita tampoco merecía morir”, exclama una hermana del acribillado.

Por sindicación de la pareja, personal de la comisaría de Ramón Castilla intervino a dos menores de edad y dos adultos como sospechosos. “Estuvieron en el grupo de pandilleros, lo peor es que son vecinos pero pertenecen a ‘Los Malvas’ que matan por gusto. Que la Policía atrape a los que dispararon”, refiere la viuda que solicitó garantías para su vida y la de los demás miembros de su familia.

El dato

Ricardo registra denuncias policiales en el 2018 y una de marzo del 2020.

Nota Anterior

¡Atención! Gamarra, Polvos Azules y Las Malvinas vuelven hoy

Siguiente Nota

Sicarios caen tomando cerveza dentro de una habitación en Comas