/

Natalie Vértiz lanza advertencia a Yaco Esquenazi

Natalie Vértiz lanza advertencia a Yaco Esquenazi
Actualizado el 20 diciembre, 2019

Luego de los diversos casos de infidelidad en la farándula peruana donde están involucrados peloteros y cantantes, la modelo Natalie Vértiz se pronunció. La esposa del ex chico reality Yaco Esquenazi marcó distancia de los infieles y aseguró que ella no perdonaría un engaño.


“Creo que ser infiel es una decisión que uno toma. Más debería valer tus promesas, tu moral que cualquier otra cosa. ¿Si perdonaría una infidelidad? Nunca me ha pasado en ese escenario pero creo que no”, dijo la ex Miss Perú Universo.

Asimismo, aseguró que su matrimonio con el ‘excapitán de los Leones’ marcha viento en popa y, a diferencia de otras parejas, ellos prefieren mantenerse alejados de escándalos. “Nosotros siempre estamos alejados de esas cosas, estamos tranquilos en casa. Creo que cada uno sabe lo que pasa en su hogar. No puedo juzgar a nadie que ha salido expuesto en esas situaciones raras, porque son situaciones feas”, aseveró.

ENFOCADA EN LA ACTUACIÓN

Por otro lado la modelo, quien aún no sabe si retornará a la televisión el próximo año, contó que está enfocada en su carrera actoral. “Para mí este año ha sido todo un reto. Ha sido un año de crecimiento, de disfrutar, de saber qué me gusta y qué no. Hemos pasado un año lindo los dos (con Yaco), creciendo cada uno por su lado pero juntos al fin y al cabo. Ahorita voy a seguir enfocándome en mi carrera como actriz. Acabo de estar en Los Ángeles haciendo un taller lindo de actuación. Todavía no sé si en tele”, manifestó la modelo quien celebró los 2.7 millones de seguidores en Instagram.

(J.Aspilcueta)

Los 5 de Oro Celebran la Navidad en su programa de hoy
Nota Anterior

Los 5 de Oro celebran la Navidad en su programa de hoy

Todo es incertidumbre en el Deportivo Municipal
Siguiente Nota

Todo es incertidumbre en el Deportivo Municipal

Lo último de EDICIÓN IMPRESA

MI HIJO NO CRECE

EL CONFINAMIENTO TAMBIÉN JUEGA EN CONTRA POR EL SEDENTARISMO. AQUÍ LO QUE