Connect with us
26 May, 2017

EDICIÓN IMPRESA

OPINIÓN | Esther Capuñay: Penas duras contra la delincuencia

Ya es momento de que el asaltante, los violadores...y tanto malhechor que actúa sin temor contra la sociedad,deje de sentir que los reales protegidos son ellos y no nosotros

Por Esther Capuñay


Lamentablemente, los hechos delictivos se están multiplicando en nuestras calles a toda hora y las muertes violentas no cesan. Cada noche vemos en los noticieros nuevas imágenes de jóvenes baleados por ‘raqueteros’ para robarles un celular. Y lo peor es que a pesar que ni siquiera oponen resistencia les disparan a matar. Nuestras ciudades se tornan cada día más violentas y hoy más que nunca, padres de familia que ven salir a sus hijos a estudiar se quedan con la incertidumbre en el corazón porque es cada vez más latente el peligro de que alguno de estos delincuentes los ataque en la puerta de la casa, en cualquier calle, en un local o en una unidad de transporte.

Por el momento, por más que nos digan que la delincuencia está bajando, la realidad es que en las calles la sensación es mucho peor. Estamos a merced de ‘raqueteros’ ‘marcas’ asaltantes de tiendas y restaurantes, ladrones de casas y ‘robacarros’, quienes, tal como vemos ahora gracias a las cámaras de seguridad que hay por todos lados, no tienen reparos en nada, ni en los niños, para cometer sus fechorías con ferocidad y desparpajo, seguros de que nadie los puede agarrar.

¿Y qué podemos hacer los ciudadanos de a pie? ¿Solo rezar para que no nos toque a nosotros o a uno de los nuestros que uno de estos asesinos nos elijan como sus víctimas?

¿Y qué pasa con el Ministerio Público y el Poder Judicial?  Los culpables escapan o si caen salen libres, reciben penas irrisorias de cárcel y por último, desde los penales dirigen sus fechorías. Según encuestas recientes y lo que opina la gente con la que conversamos en todo lugar, no solo es importante contar con más policías mejor preparados para enfrentar al hampa. De hecho, todos coincidimos en que las penas para los delincuentes de toda índole deben ser mucho más contundentes si queremos que al menos sientan verdadero temor de ir a la cárcel.

Que sientan que estar presos por atentar contra sus semejantes no es un premio porque ingresan a la ‘universidad del delito’, que sientan que herir, matar y cometer otras barbaridades comprobadas está realmente penado y tienen que pagar sus culpas. ¿Será mucho pedir que escuchen nuestros gobernantes la voz de la gente para legislar al menos sobre estos temas de forma más real y que estas leyes de sirvan de verdad para protegernos de la delincuencia?

Ya es momento de que el asaltante, los violadores, los feminicidas, los homicidas, los vendedores de drogas y tanto malhechor que actúa sin temor contra la sociedad, deje de sentir que los reales protegidos son ellos y no nosotros.

FILIALES

AREQUIPA FM - 101.7
ABANCAY FM - 107.9
ANDAHUAYLAS FM - 90.5
AYACUCHO FM - 105.5
ASIA-MALA FM - 91.5
AUCAYACU FM - 99.3
BARRANCA FM - 95.3
CAMANA FM - 97.3
CANGALLO FM - 96.5
CANTA FM - 95.9
CAÑETE FM - 97.7
CAYLL.PEDREGAL FM - 92.1
CAJAMARCA FM - 103.3
CERRO DE PASCO FM - 107.3
CUSCO FM - 105.7
CHEPEN FM - 105.3
CHICLAYO FM - 97.3
CHIMBOTE FM - 105.9
CHINCHA FM - 99.3
CHACHAPOYAS FM - 98.3
CHULUCANAS FM - 96.9
HUANCAYO FM - 92.3
HUACHO FM - 93.9
HUANUCO FM - 105.1
HUANCABAMBA FM - 92.9
HUANCAVELICA FM - 94.3
HUARAZ FM - 107.3
HUARAL FM - 91.3
HUARMEY FM - 88.9
IQUITOS FM - 95.7
ICA FM - 94.7
ILO FM - 99.9
JAUJA FM - 107.5
JULIACA FM - 94.9
JUANJUI FM - 100.7
JAEN FM - 106.9
LA MERCED(JUNIN)FM - 104.5
LOS ORGANOS FM - 99.7
MARCONA FM - 90.9
MOYOBAMBA FM - 88.3
MOLLENDO FM - 97.9
MOQUEGUA FM - 99.3
NAZCA FM - 104.9
PADRE ABAD FM - 94.1
PACASMAYO FM - 100.7
PALPA FM - 97.5
PAITA FM - 94.9
PIURA FM - 97.1
PUCALLPA FM - 94.5
PISCO FM - 94.9
PTO. MALDONADO FM - 93.3
PUNO FM - 89.5
SAPOSOA FM - 102.5
SICUANI FM - 106.3
TUMBES FM - 97.3
TRUJILLO FM - 92.7
TACNA FM - 95.5
TARAPOTO FM - 95.1
TALARA FM - 92.7
TINGO MARIA FM - 94.9
URCOS FM - 96.5
YURIMAGUAS FM - 89.3

Copyright © Corporación Universal S.A.C Todos los derechos reservados