/

OPINIÓN | Esther Capuñay: Tengamos cuidado con el sol

Actualizado el 2 diciembre, 2016

Por Esther Capuñay

Empezamos el mes de diciembre, y ya el astro rey nos sonríe casi a diario y nos abriga con ese calorcito que nos obliga a guardar las pren­das de invierno y aligerar nuestra vestimenta del día a día, en especial durante los fines de semana.

Sin embargo, el sol también puede traernos peli­gros y hasta ser causa de cáncer de piel si nos expo­nemos mucho y sin protección. Por ese motivo, hay que proteger a nuestros niños.

Las indicaciones de los expertos son simples: de­bemos utilizar sombreros de ala ancha, lentes de sol y caminar por zonas de sombra, pues los rayos solares se reflejan en el agua, la arena y las paredes pintadas de blanco.

También recomiendan beber abundante agua y consumir alimentos que contengan antioxidantes, vitaminas C, A o E. Estas las encontramos en la fresa, limón, zanahoria, aceite de girasol, verduras y frutas.

Respecto a la ropa, debemos tener en cuenta que es justamente lo primero que nos protege de la ra­diación solar. Entonces, la recomendación es usar prendas de colores claros, de preferencia de algodón, telas sueltas y, aunque suene incómodo, pantalón, polos y camisas de manga larga.

La exposición solar en los niños puede ocasionar quemaduras, reacciones fotoalérgicas, aceleración del envejecimiento, enfermedades oculares diver­sas y hasta cataratas (que termina en ceguera), además de neoplasias cutáneas, según los médicos dermatólogos. Por estos motivos, debemos utilizar fotoprotectores (bloqueadores) que pueden redu­cir la incidencia de cáncer de piel hasta en casi 80 por ciento.

Para los niños, el protector debe ser de factor 50 a más, y se recomienda que tengan protección UVA y UVB, contener filtros físicos (óxido de titanio y óxido de zinc), libre de PABA (conservante de bloqueador) y sin perfume, porque puede producir alergias en la piel de los pequeños.

El bloqueador se debe aplicar 30 minutos antes de exponerse al sol para que la piel lo absorba y logre el efecto de protección. Además, hay que repetir la aplicación cada 2 o 3 horas y al salir del mar, la piscina o luego de secarse.

La salud debe ser lo primero y nosotros los prin­cipales responsables en cuidarla.

TAMBIÉN LEE:

Nota Anterior

Ronaldinho Gaúcho jugaría gratis por el Chapecoense

Siguiente Nota

Melcochita: “¡No lo compren!”

Lo último de ACTUALIDAD