/

Lo matan porque no los dejaba robar en su barrio

Actualizado el 4 junio, 2021

Denunciar a delincuentes y vendedores de droga venezolanos, le habría costado la vida al taxista Henry Manuel Carrasco Arias (42). La noche del miércoles, el padre de familia fue asesinado a balazos delante de su hijo de ocho años.





Familiares del taxista y padre de familia, muy querido en el jirón Maracaibo, en San Martín de Porres, contaron que el infortunado salió con su pequeño a comprar a la bodega, a pocos metros de su vivienda. A medio camino dos motos lineales con cuatro sujetos a bordo les cerraron el paso. “¡Vete, corre a la casa, vete!”

Mira además: Subían a cantar a buses para robar a pasajeros


Fueron las últimas frases de Henry Carrasco mientras empujaba al niño de 8 años. “Su papá lo empujó como sea para que no le caiga ninguna bala. Mi pequeño fue testigo de cómo mataron a su padre. Ha tenido un cuadro de nervios”, contó a los medios de comunicación Nora Quispe, pareja de la víctima.

Hace poco Carrasco denunció y se enfrentó a un grupo de delincuentes que convirtió el cruce de Maracaibo con la calle Pérez Ramírez en su lugar favorito para robar y vender droga. Sus familiares creen que por esto los criminales lo pusieron en la mira.

Policías de la comisaría de Barboncitos aislaron la escena del crimen para el trabajo de los Peritos de Criminalística y del personal de la División de Homicidios de la Dirincri que recogieron evidencias y entrevistaron a los testigos.

Entérate de más: Los Olivos: Chamos caen a balazos en pleno asalto a grifo

“Se trataría de extranjeros, por el acento escuchado de parte de los atacantes que tuvieron un corto cruce de palabras con la víctima”, contó una fuente policial

el dato

Henry deja dos niños en la orfandad. Sus familiares y vecinos piden a la policía agotar los esfuerzos para atrapar a los asesinos.

Mira además: Raqueteros en moto balean a policía en San Martín de Porres

Nota Anterior

¿Se cambió de look? Susanita sorprende en redes

Siguiente Nota

Dueña lo atrapa robando en cabina de Internet

Lo último de EDICIÓN IMPRESA