/

Selección peruana empató 0-0 en Bombonera

Actualizado el 6 octubre, 2017

En un electrizante final, el Perú empató sin goles con Argentina en la temida Bombonera y sus chances de clasificar al Mundial de Rusia se mantienen vivas, pero de todas maneras necesitará de un triunfo sobre Colombia en Lima para ganarse el pasaporte a la justa mundialista.

Paolo Guerrero, en el último minuto del cotejo, disparó un tiro libre con sello de gol que el portero argentino, “Chiquito” Romero, atajó cuando todo el pueblo peruano ya coreaba el que hubiera sido el gol de la victoria. Pocos segundos después, el árbitro brasileño, Walter Sampaio dio por finalizado el partido.

Sampaio tuvo durante todo el partido una descarada y abierta parcialidad a favor de los locales, a quienes permitía el juego rudo, mientras que a los peruanos les cobraba las faltas más insignificantes, A los 13 minutos, Lucas Biglia le metió una patada criminal a Peña que hizo recordar el brutal patadón con que Camino lesionó a Navarro en el Argentina-Perú de 1985.

SALIÓ A EMPATAR

El Perú salió a contener a Argentina, una estrategia que varias veces llevó al equipo al borde del abismo, pero el destacadísimo papel de Gallese, con atapadas espectaculares apagó por lo menos media docena de goles que parecían cantados.

En los primeros 20 minutos, el Perú jugó retrasado, pero dejando amplios espacios que eran aprovechados por Messi, Di María y Benedetto, que a veces se llevan a dos o tres jugadores peruanos, pero felizmente los argentinos están con la mecha mojada durante esta etapa eliminatoria.

A los 13 minutos, Messi penetró eludiendo a la defensa peruana y estuvo a punto de inaugurar el tanteador. Pocos minutos después, el “Orejas” Flores armó una jugada que terminó en un disparo al arco gaucho que, lamentablemente Farfán no pudo culminar, lo que sería uno de los tres avances que tuvo el Perú durante todo el primer tiempo.

ERA OTRO EQUIPO

Del Perú que deleitaba con buen juego y tiros largos para Paolo Guerrero en el ataque se vio poco o nada, y sorprendió también la lentitud de la escuadra peruana, pues varias veces los peruanos perdían la pelota por falta de reflejos o por insistir en el pase corto, a diferencia de los argentinos que se desplazaban con más rapidez por todo el campo.

Sin embargo, a pesar de sus limitaciones y su planteamiento medroso, Perú pudo contener la avalancha albiceleste y terminar a cero el primer tiempo, sin embargo, para desesperación de los aficionados, las cosas no mejoraron en el segundo tiempo y, en algunos casos, parecieron empeorar.

DIOS ES PERUANO

Argentina salió en el complementario como un toro dispuesto a matar a su rival. En el primer minuto, gracias a que se le dejaban espacios en blanco, Messi inició un rush y eludió a tres peruanos, Galesse contuvo a medias y un segundo disparo dio en el palo.

Los gauchos dominaron casi todo el partido, pero sus arremetidas felizmente no tenían la contundencia para penetrar el arco peruano. Gago entró como solución en el mediocampo che, pero a los pocos minutos se resintió en una jugada y después debió ser cambiado.

En la defensa peruana, Araujo y Aquino hicieron una gran labor de contención, pero Corzo por momentos parecía errático y hasta un peligro para el equipo. Trauco, que prometió jugar el partido de su vida, se esforzó en todo lo que pudo, pero sumido en el afán defensivo de la estrategia peruana, no pudo iniciar sus escapadas y sacar esos centros que Paolo concretó con goles espectaculares ante Uruguay y Argentina en Lima.

No se puede negar que, con Paolo a la cabeza, todos los muchachos rindieron en todo lo que pudieron, pero también fue evidente que le respetaron demasiado a Argentina o tal vez sintieron el “latir” de La Bombonera. El árbitro, que durante todo el tiempo favoreció a los locales, dio 4 minutos más de juego y debió terminar el cotejo luego del disparo que Paolo casi convierte.

Nota Anterior

¡El Perú fue una fiesta!

Siguiente Nota

Gozaron ‘despacito’

Lo último de ACTUALIDAD