//

Sicarios siembran terror con ola de crímenes

Actualizado el 19 marzo, 2021

Sicarios a bordo de una moto lineal asesinaron de más de 14 balazos a Walter Jhonatan Camacho Grandez (30), cuando conversaba con sus amigos en el frontis de una quinta del Cercado de Lima.





Mientras tanto, en San Martín de Porres, otro grupo de asesinos a sueldo, bajó a dos jóvenes de un auto y los ejecutó de varios disparos para abandonar sus cuerpos a mitad de calle.

Momentos previos al crimen de Walter Camacho, se escuchó el sonido de varios ‘cohetecillos’ en los alrededores del jirón Tarata. Esto habría pasado inadvertido para el joven trabajador de una distribuidora que siguió conversando con sus cuatro amigos.


Entérate de más: Profesor acusado por intentar violar a alumna

Sin embargo, ya era una advertencia. Cerca de las 3 a. m. del jueves, sujetos a bordo de una moto lineal, llegaron hasta la cuadra 3 de Tarata, para soltar una ráfaga de disparos y dejar sin opción de escapatoria a Walter y sus cuatro amigos.

“El chico estaba sentado en un sillón, todos eran de la zona, menos los que dispararon. Murió al instante porque uno de los balazos le cayó en la cabeza”, contó un vecino de la calle Lucanas.

Una cámara de seguridad grabó el ataque de los sicarios. Peritos de criminalística llegaron a la zona para recoger catorce de casquillos de bala y entrevistar a la familia de la víctima. Preliminarmente se supo que los disparos se hicieron desde una distancia de menos de 5 metros. La familia del Camacho Grandez se mostró muy afectada.

EJECUTADOS

Vecinos de la urbanización Real Madrid en San Martín de Porres, jamás imaginaron ser testigos de como dos personas fueron ejecutados a mitad de la calle. Se trata de Juan Carlos Solís Cholan (34) y de Olaf Salinas Gutiérrez (27), que fueron bajados de un vehículo oscuro por desconocidos. Estas mismas personas les dispararon en la cabeza.

Mira además: Se prende de moto para no dejar escapar a ratero

“Pasó minutos antes del toque de queda. Algunas personas que compraban en la tienda tuvieron que correr para no ser alcanzadas por los disparos”, contó un vecino. Tras el doble crimen, los asesinos huyeron con dirección a la zona de Chuquitanta. La escena fue custodiada por policías de la comisaría de Pro, hasta el levantamiento de los cadáveres.

el dato

Los tres crímenes son investigados por la Policía especializada. La principal hipótesis es el ajuste de cuentas.

Karibeña - hombres a la horca
Nota Anterior

Cuatro hombres fueron ejecutados en la horca por violación grupal

Siguiente Nota

Hampones encañonaron hasta a bebés en asalto en Los Olivos

Lo último de EDICIÓN IMPRESA