/

Terremoto en Fuerza Popular.

Actualizado el 23 octubre, 2018

Un verdadero terremoto interno, que podría cambiar la dirección política del fujimorismo, se vivió ayer cuando casi al mismo tiempo se conoció que el presidente del Congreso, Daniel Salaverry solicitó “licencia temporal” como integrante de la bancada de Fuerza Popular y se anunció el cambio de las tres voceras del fujimorismo.
En una breve carta a Ursula Letona, vocera titular de la bancada fujimorista, Salaverry precisa que solicita la licencia temporal «con el fin de mantener la imparcialidad que ha primado en cada una de mis decisiones como presidente del Congreso».
“Desde que asumí la responsabilidad de presidir el Congreso de la República, he actuado de manera objetiva e imparcial, porque soy consciente que represento a un poder del Estado conformado por diversos grupos parlamentarios, a diferencia del rol que desarrollé como vocero en los últimos dos años”, agregó.
El alejamiento de Salaverry se comentaba desde que respaldó la iniciativa del presidente Vizcarra de tener listo para el pasado 4 de octubre, el proyecto de las cuatro reformas constitucionales que serán llevadas a referéndum, a lo que se sumó en los últimos días la detención preliminar de Keiko Fujimori y la divulgación de un chat de La Botica, donde el presidente del Congreso participa de una conversación en la que se coordina cuestionar al fiscal Domingo Pérez.
CAMBIAN VOCERAS
Casi al mismo tiempo, se conoció que las voceras de la bancada fujimorista –Ursula Letona, Alejandra Aramayo y Karina Beteta- pusieron sus cargos a disposición de partido, al igual que el sub-secretario general de Fuerza Popular, el congresista Miguel Torres.
Los cambios se acordaron en la reunión que sostuvieron la noche del sábado con su lideresa, Keiko Fujimori, donde se reconocieron “errores” y se decidió cambiar la “estrategia comunicacional” de cara a la población, y también por la forma interna de comunicarse y que se conoció a través del chat La Botica, divulgada por IDL-Reporteros.
EL DATO
En la reunión del sábado, el fujimorismo también aprobó no apoyar la moción de censura del Apra al primer ministro César Villanueva y Keiko Fujimori habló de una nueva política fujimorista más “pro activa”.
(En recuadro)
Ninguna de las 3 deja FP
Ursula Letona: “Ser vocera es un trabajo muy difícil. El coordinar y aparecer casi todos los días en medio son una tarea complicada. Me veo más orientada a hacer reformas, pero acepté el reto porque podía sumar al equipo de bancada”.
Alejandra Aramayo: “En acto de desprendimiento, al menos hablo por mí, he puesto mi cargo a disposición. Donde me necesiten, seguiré colaborando. Lo importante es la unidad, yo creo en Keiko Fujimori, creo en su inocencia”.
Karina Beteta: “Yo, como siempre he dicho, no necesito un cargo para poder seguir fortaleciendo a mi bancada. Seguir ejerciendo mi rol de fiscalizador y control político. O sea los cargos no me hacen a mí”.

Nota Anterior

¡Lechuceros asaltaron 24 locales de Tambo!

Siguiente Nota

Fujimoristas pidieron reunión con Vizcarra

Lo último de EDICIÓN IMPRESA