/

Titulares de Justicia y de Transportes renuncian en menos de cinco horas

Titulares de Justicia y de Transportes renuncian en menos de cinco horas
Actualizado el 14 febrero, 2020

Una crisis de proporciones sacude al gobierno por el encuentro de ejecutivos de Odebrecht con el ex ministro de Energía y Minas, Juan Carlos Liu Yonsen, al conocerse ayer la renuncia de la ministra de Justicia, Ana María Revilla, quien habría sido la verdadera gestora de esa reunión.


Pocas horas después, luego de una sesión del Consejo de Ministros en Palacio de Gobierno con el presidente Martín Vizcarra, también presentó su renuncia el ministro de Transportes y Comunicaciones, Edmer Trujillo, quien no aparecía vinculado al escándalo por la cita con Odebrecht.

La renuncia de Trujillo era solicitada desde el año pasado, cuando la Contraloría reabrió el caso del Hospital Regional de Moquegua, cuando él era gerente general y dispuso el pago de 40 millones de soles a una constructora en el último día del año 2014.

Trujillo ejerció ese cargo cuando Vizcarra era gobernador de Moquegua, y desde entonces es su hombre de confianza. Durante el breve régimen de Pedro Pablo Kuczynski, también fue ministro de Vivienda y Construcción,

SALE REVILLA

Revilla renunció a la cartera de Justicia en horas de la mañana, luego que el ex procurador ad-hoc del caso Lava Jato, Jorge Ramírez reveló que fue ella quien llamó al entonces ministro Liu Yonsen para coordinar la reunión con los ejecutivos de Odebrtecht por el caso Gasoducto Sur Peruano (GSP).

Inicialmente, Liu Yonsen señaló que Ramírez le pidió reunirse con los miembros de la constructora, pero también afirmó que la cita fue de conocimiento del primer ministro Vicente Zeballos. Al día siguiente de conocerse estos hechos, Ramírez fue cesado como procurador ad-hoc.

Entrevistado por un portal, Ramírez dijo conocer que Odebrecht tenía intenciones de demandar al Estado ante la Ciadi y por eso, el pasado 23 de diciembre, llamó a la ministra de Justicia, Revilla y le informó del hecho. Fue después que Liu Yonsén lo citó a su despacho a tratar el tema.

EL DATO

Revilla estuvo a punto de ser cesada en el cargo luego que se negó a opinar sobre el asesinato de una mujer y dos de sus hijos, porque se encontraba en “modo Navidad”.

Nota Anterior

Mujer cenaba con su familia y fierrazo le parte la cabeza en KFC

Osiptel le tiene miedo a Telefónica
Siguiente Nota

Osiptel le tiene miedo a Telefónica

Lo último de EDICIÓN IMPRESA