/

Todo lo bueno de los videojuegos

Actualizado el 23 enero, 2021

Videojuegos, palabra que asusta a muchos papás cuando ven a sus hijos totalmente ensimismados en ellos. Pero tranquilos. Según estudios científicos de la Clínica Universidad de Navarra, jugar videojuegos, en especial los que requieren reacciones rápidas, a largo plazo son un entrenamiento que integra en el cerebro las funciones sensoriomotoras con las de la atención, resultando en habilidades mejoradas de psicomotricidad fina, creatividad, memoria, aprendizaje de idiomas y trabajo en equipo en grandes y chicos.





Mira además: ¡Justicia! Juez pide prisión para padre que no cumplía con su hijo

La percepción de muchos padres, con respecto a las videoconsolas ha cambiado con los años, transformando el miedo de un uso descontrolado que pueda perjudicar el rendimiento escolar y social de sus hijos, por conocimiento y supervisión, que generan beneficios dentro de su práctica controlada, en donde “con moderación, los videojuegos, además de mejorar el aprendizaje, impulsan una serie de beneficios”, así lo afirma María Vélez, psicóloga del área de neuropsicología de la Universidad de Granada. Con esa premisa, conoce las habilidades que pueden incrementar los niños al jugar videojuegos en casa durante estas vacaciones:


Optimizan la toma de decisiones. En la dosis correcta, ciertos tipos de videojuegos pueden ayudar a mejorar la capacidad de atención y concentración cuando se practican los juegos en línea, incrementando la facultad de alerta y respuesta frente a los competidores virtuales.

Mejoran la capacidad de aprendizaje. Además de ofrecer a quienes juegan la oportunidad de encontrar soluciones a problemas, los videojuegos les permiten mejorar en 3 áreas específicas como: planificación, organización y pensamiento flexible, propiciando la captación de conocimientos nuevos.

Refuerzan el trabajo en equipo. Los videojuegos practicados en equipo, son otra forma de mantener o propiciar el contacto entre amigos, ya que su intercambio puede favorecer el contacto social y la participación en actividades comunes, poniendo a sus protagonistas en situaciones de mando y dirigiendo a otros personajes hacia un objetivo en conjunto.

Estimulan la memoria. La capacidad para retener conceptos numéricos e identificación de colores, son algunas de las ventajas, además de favorecer la coordinación visual y manual, así como, el aprendizaje de otras lenguas a través de las instrucciones en pantalla, los chats para comunicarse con otros jugadores o la propia narración de la historia.

Entérate de más: Cecilia Bedoya: “No dejen salir a niños y adolescentes a la calle”

Favorecen la creatividad. Los videojuegos incentivan la capacidad de crear desde la oportunidad de participar en juegos imaginativos, fomentando la curiosidad de los más pequeños.

Practicar videojuegos aportará no solo el entretenimiento digital moderado que nuestras mentes necesitan, sino que también brindará factores positivos en el desarrollo mental y social de los pequeños y grandes en casa, según aseguran los especialistas.

Y es que todo en exageración puede ser dañino. Depende de usted lograr el punto medio

Nota Anterior

Médico del Maradona con feos problemas

Siguiente Nota

Colecciona ‘pescados y mariscos facilito’

Lo último de ACTUALIDAD