Tres nuevos delatores echan a Keiko y Meche

Actualizado el 2 agosto, 2017

La aparición de tres nuevos delatores brasileños, en el caso Lava Jato, podrían complicarle las cosas a las excandidatas presidenciales, Keiko Fujimori y Mercedes Aráoz, mencionadas en los interrogatorios a estos tres exejecutivos de Odebrecht, informó ayer el diario brasileño O´Globo.



La identidad y los testimonios de Luiz Mameri, Luis Alberto Weyll y Rogério de Araújo no eran conocidos por los fiscales peruanos que investigan el caso, por el cual están presos el expresidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia, y están prófugos el exmandatario Alejandro Toledo y su señora Eliane Karp.

El diario carioca precisó que los tres exfuncionarios de Odebrecht estarían vinculados directa o indirectamente a los actos ilícitos perpetrados por la constructora en el Perú. Sus versiones se complementan con las ya conocidas de Marcelo Odebrecht y Jorge Barata, extitular de la constructora en el Perú.

PERUANOS PEDÍAN COIMA Los tres delatores habrían confirmado que Odebrecht entregó dinero para las campañas presidenciales de Keiko Fujimori y Mercedes Aráoz, en el 2001, una versión ya dada por Odebrecht, aunque sin poder ratificarla porque el encargado de repartir el dinero en el Perú era Barata.

Por otro lado, el representante de Odebrecht en el Perú, Mauricio Cruz, indicó que la constructora, en algunos casos, tuvo que pagar sobornos porque, de lo contrario, perdían las licitaciones. Agregó que los funcionarios peruanos “exigían” el dinero.

“La empresa, por lo que estamos viendo y todo lo que se está confesando, no ha coimeado porque le gustaba hacer eso, sino porque era pedido, era exigido, la empresa tenía que sobrevivir. En algunos casos […] era exigido, y la empresa al no pagar iba a perder”, afirmó

Cruz señaló que, desde que llegó en diciembre a para asumir como representante de la constructora, se está tratando de reparar los daños de la anterior administración.

El mal ejemplo del Cusco

“En el Gobierno Regional del Cusco […] un representante de esta empresa estuvo en un concurso (y) le han pedido dinero para poder ganar la licitación. Él ha ido a la oficina del señor Barata y el señor Barata le dijo: ‘no voy a pagar’; entonces fue descalificado técnicamente”, remarcó Mauricio Cruz. “En algunos casos la empresa ha tenido que aceptar entrar a este rubro [de sobornos], porque necesitaba sobrevivir en el negocio, ese fue un error”, agregó.

TAMBIÉN PUEDES LEER: 

 

Nota Anterior

Mario Irivarren: “Estoy soltero y enfocado en mis negocios”

Siguiente Nota

Santi Lesmes: “Gisela Valcárcel es la reina de los escándalos”

Lo último de EDICIÓN IMPRESA