RADIO KARIBEÑA - SI SUENA - Radio Karibena, La Karibeña, Si Suena, Papillon > ACTUALIDAD > ¡Partidazo de ayer se jugó con alma, corazón y vida!

¡Partidazo de ayer se jugó con alma, corazón y vida!

Selección peruana aumentó sus chances para asistir a la próxima cita mundialista al lograr histórico triunfo por 2-1 ante Ecuador en Quito
peru

Lo que hasta hace unas semanas era una esperanza, un sueño remoto desde hace 35 años, ahora es una realidad. La misma que lo celebran más de 30 millones de corazones blanquirrojos, y no es para menos, pues con el corazón en la garganta, tras el pitazo final, se cambió el “sí se puede” por el “sí se pudo”. Se logró algo histórico con una escuadra que viene acostumbrándose a ganar, y así lo evidenció al vencer por primera vez en un partido de Eliminatorias a la selección ecuatoriana en Quito por 2 a 1.

Los once guerreros en el terreno de juego, a 2,850 msnm de altura, cumplieron su promesa. Sudaron la camiseta para acabar con aquel maleficio de nunca sumar de visita ante los norteños, haciendo emocionar desde el hincha más incrédulo hasta el más creyente y así meterse, contra todo pronóstico, a un puesto de clasificación al Mundial de Rusia 2018.

La bicolor demostró estar a la altura de Ecuador. Hubo algunos cambios, pero la entrega no estuvo en discusión. La mejor arma de Perú en el inicio fueron los remates de larga distancia, hasta que Ecuador sacó sus aviones por las bandas y causaron muchos problemas, pero se toparon con una muralla.

La avalancha ecuatoriana se desató, Perú supo soportarla y en una de sus salidas en la segunda parte, Edison Flores, elegido por la FIFA como la figura de la fecha pasada de las Eliminatorias, se generó espacios ante la marca de tres rivales para sacar un zurdazo que se coló entre las redes (73′).

Pasaron tres minutos, Paolo Hurtado hizo su ingreso y en un contragolpe, Cueva sacó su calidad como asistidor para dejar la mesa servida al ‘Caballito’ Hurtado y así desatar la locura de los hinchas nacionales.

Sin embargo, si hay una mala costumbre de la blanquirroja, es que si no se sufre, no se goza. Christian Ramos cometió un penal, vio la tarjeta roja y Ecuador descontó (80′). Los segundos parecían una eternidad, pero al final se cumplió un momento que quedará marcado en la historia del fútbol nacional.