/

Hombre es asesinado a balazos cuando iba a la bodega en bicicleta

Triste noticia. Sin explicación se encontraron los vecinos al enterarse que este padre de familia había sido asesinado en plena calle cuando se dirigía a comprar.

Karibeña - padre muere en bicicleta
Actualizado el 14 septiembre, 2020

De nunca acabar. Durante estos últimos días más de una asesinato se ha apoderado del Callao y esta vez la víctima fue un joven padre de familia quien se dirigía a comprar a la bodega sin pensar que perdería la vida.





Además puedes leer: Policía y militar son detenidos en prostíbulo en pleno estado de emergencia

La víctima de este brutal ataque fue Jorge Ramírez Macco, un joven padre de soltero de 2 hijos quien había salido de su vivienda a bordo de su bicicleta para realizar algunas comprar.


El lamentable hecho sucedió en el cruce del jirón Ica con la avenida La Chalaca ubicado en la urbanización Dulanto en el Callao.

Entérate de más: Joven es hallada muerta en medio de la calle y se presume que fue atropellada

Según se dio a conocer, un auto habría interceptado a la víctima y desde allí se habrían hecho los disparos que terminaron con la vida de Ramírez a quien conocían como ‘El gato’.

El hecho sucedió al promediar las 11:30 de la noche. Por otro lado, todas las pertenencias de la víctima permanecieron intactas, incluso su billetera y celular.

No te lo pierdas: Mujer policía es agredida por su pareja tras cobrarle dinero

Se supo que el padre de familia tenía 34 años y era chofer de una furgoneta. Lamentablemente deja a dos niños en la orfandad, se presume que los 6 balazos que recibió serían productos de un ajuste de cuentas.

Te puede interesar: SMP: Delincuente roba tienda con ayuda de una escoba

Andynsane: Prueban que youtuber acosó a joven cuando era menor de 18- Radio Karibeña
Nota Anterior

Andynsane: Prueban que youtuber acosó a joven cuando era menor de 18

Israel regresa a cuarentena por segunda ola de COVID-19- Radio Karibeña
Siguiente Nota

Israel regresa a cuarentena por segunda ola de COVID-19 más feroz