/

La santa maracuyá

Actualizado el 27 abril, 2021

Conocida como la fruta de la pasión o maracuyá, esta fruta tropical de sabor ácido y dulce a la vez es rica en hidratos de carbono y agua, lo que la convierte en un alimento perfecto para recuperar energía tras algún tipo de esfuerzo.





Mira además: Invasores chotean al Gobierno y dicen “nadie nos moverá”

El maracuyá es originario de Brasil, Paraguay y Perú, crece de una planta trepadora perenne y de porte leñoso que puede vivir hasta diez años y que pertenece al género passiflora.


Existen distintos tipos, el amarillo, el púrpura y el anaranjado (llamado tambien granadilla). Tiene la piel lisa, que se va volviendo rugosa a medida que va madurando.

Son unos frutos muy aromáticos y tienen una pulpa muy jugosa, en la que las semillas están recubiertas por una membrana gruesa de textura gelatinosa con un sabor dulce y ligeramente ácido.

Se puede disfrutar sola, en zumos, jugos o combinada con yogurt, y la variedad amarilla es más rica en provitamina A, la cual activa la vitamina A. Asimismo, es rica en vitamina C y minerales como potasio, fósforo y magnesio.

Entérate de más: CPI: Castillo lidera intención de voto

VITAMINA A

La vitamina A es esencial para la piel, el cabello, las mucosas, los huesos, la visión y en estos momentos tan importantes, para el sistema inmune. La vitamina C favorece la absorción del hierro y es básica en la formación de huesos, glóbulos rojos, colágeno y dientes, por lo que el maracuyá se puede combinar con los cítricos para obtener esta vitamina.

Las funciones de estas vitaminas también convierten a esta fruta en un alimento antioxidante, reduce el riesgo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares y algunos estudios apuntan que puede minimizar el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.

Además, se ha visto que la cáscara tiene un efecto antinflamatorio cuando se toma como suplemento y su contenido en fibra también es notable, lo que, por un lado, tiene un efecto saciante, y por el otro favorece el tránsito intestinal y ayuda a resolver el estreñimiento.

Finalmente, tambien es rico en potasio, básico para la generación y la transmisión de impulsos nerviosos y la actividad muscular; en fósforo, que interviene en la formación de dientes y huesos, asimismo, está relacionado con el tejido muscular, el sistema nervioso e inmunologico.

TE RELAJA

Y aunque no lo creas el maracuyá tiene efecto sobre el sueño, ya que contiene triptofano, un aminoacido que interviene en la sintesis de melatonina y serotonina, relacionadas con la conciliacion del sueño. Y además, la fruta también tiene efectos relajantes, por lo que es bueno consumirla por la noche.

Mira también: Así de fácil consigues una mejor pensión al jubilarte

Y lo más importante es que tanto la granadilla como el maracuyá solo poseen 60 calorias por cada 100 gramos, lo cual es equivalente al aporte calórico de una manzana o una pera, por lo tanto puede ser incluido en cualquier dieta, porque no engorda.

Asimismo, debemos saber que esta maravillosa fruta colabora con la desintoxicación y depuración del organismo; pero también ayuda a las personas que presentan dolor de cabeza.

Y aunque no lo creas, las hojas de la planta del maracuyá tambien se pueden tomar en infusión para aliviar la tos, los dolores menstruales, los problemas intestinales y hasta musculares

Nota Anterior

Karibeña regala 100 canastones a mamita

Radio Karibeña
Siguiente Nota

Mamá de Yahaira se pronuncia tras escándalo: “Tiene que reconocer sus errores”

Lo último de ACTUALIDAD