/

Las Malvinas | ¡Se acabó la agustia!

Actualizado el 29 junio, 2017

Por Giancarlo Andía

Al sexto día del incendio que destruyó la galería Nicolini, los restos de los jóvenes Jovi Herrera y Jorge Huamán fueron encontrados calcinados. Los muchachos fueron encerrados en un improvisado ‘container’ de metal, que terminó siendo su tumba.

ESTABAN JUNTOS

“Estaban en el centro. Juntos, al parecer para cuidarse”, así explica el coronel Freddy Castillo, de cómo fue encontrar lo poco que quedó de los muchachos de 20 y 21 años. Por cosas del destino, a las 12:30 de la mañana, hora en la que el pasado jueves se inicia el fuego, peritos de Seguridad del Estado confirmarían el hallazgo. “Son dos cuerpos fragmentados con partes blandas. También existen restos óseos. Todo listo para el levantamiento y posterior identificación de las víctimas”, contaría uno de los 15 agentes que pasadas las 9 de la mañana logran acceder a lo más alto de Nicolini. Donde se encontraba el espacio metálico sellado con un candado de acero. “Se ingresó al ambiente cortando las paredes metálicas, los cuerpos estaban calcinados en un espacio de 5×5 metros”, contó el perito José Luis Bojórquez Bustamante.

TERRIBLE FINAL

Inhalar la gran cantidad de gases tóxicos y una temperatura de 1800 grados fueron factores letales para los jóvenes que, como quedó registrado en imágenes del primer día del incendio, buscaron dar señales de vida con tubos y sus propias prendas de vestir. En su intento por sobrevivir Jovi logra comunicarse con su familia: “Voy a morir tía, ya fue. Cuiden a mi hija, no la dejen y que mi mamita no llore”, dijo a modo de despedida, aquel trágico jueves 22 de junio. Jorge también se comunicó antes de morir: “Nadie me abre la puerta y el humo está entrando”, dijo el muchacho a los suyos vía telefónica. Pasadas las 4:30 de la tarde de ese día, nada más se supo de ellos.

ABRAZO Y DOLOR

Con un abrazo de dolor y resignación los padres de Jovi y Jorge recibirían la confirmación del hallazgo de los restos. “Hoy terminamos una etapa. Podremos darle una cristiana sepultura, pero también empieza la lucha para hacer pagar a los culpables. Esto es un crimen. Ya se confirmó que los encerraban. El o los asesinos deben recibir cadena perpetua”, dijo Danitza Herrera, familiar de Jovi.

A LA MORGUE

El deseo de las familias es que los restos sean velados juntos. “Son amigos de toda la vida y por eso los vamos a velar juntos. Así llegaron y así se fueron”, contaron. Los deudos de los muchachos llegaron a la morgue para participar del proceso de identificación y reconocimiento de los restos. Los amigos serán despedidos en Independencia. El director de Salud Mental del Minsa, doctor Yuri Cutipé, confirmó una asesoría y acompañamiento total a los deudos de los muchachos.

RESPONSABLES PAGARÁN

 “Se dará con los responsables”. Así el jefe de la División de Trata de Personas, coronel Freddy Castillo, da cuenta del compromiso policial por llegar a la verdad. “No han tenido otra opción que los salve. Estaban encerrados, se ha encontrado un candado intacto en medio de la zona destrozada”, agrega la autoridad. Por disposición de la Fiscalía Especializada la investigación es llevada por Trata de Personas. Cabe señalar que en esta sede ya rindió su manifestación el representante legal de Inversiones JPEG, José López Ramírez, que sindicó a Jonny Coico Sirlopu como el responsable de encerrar a los jóvenes. El nombre de Coico, hoy no habido, también fue dado por José Fabián, dueño del quinto piso de la galería Nicolini. Los tres podrían ser denunciados por homicidio, pudiendo ir presos 12 años.

EL DATO

Miembros de los bomberos como agentes de Seguridad del Estado no pudieron evitar quebrarse en el hallazgo y traslado de los restos de los jóvenes. Una fotografía captada por Karibeña muestra al coronel Segundo Mejía Montenegro quebrado en llanto. Otros oraban en la galería, pidiendo por el alma de los muchachos.

 

Nota Anterior

¡ATENTO! Hallan bacterias fecales en famosa tienda de café

Siguiente Nota

Ivanna Yturbe a Luciana Fuster : MALA AMIGA

Lo último de ACTUALIDAD