Mató a su yerno tras encontrarlo golpeando a su hija: “Prefiero que me vea en prisión a que yo visite su tumba”

El yerno habría estado alcoholizado y esto desencadenó en la golpiza.

Radio Karibeña
Actualizado el 15 junio, 2021

Un hombre fue testigo de la tremenda golpiza que le propinaba su yerno a su hija durante una reunión familiar. Este no se quedó de brazos cruzados y lo asesinó con un arma blanca.





El hecho que ha conmocionado en redes sociales sucedió en la ciudad mexicana de Puebla, México, cuando en la madrugada del pasado domingo 30 de mayo ocurrió el repudiable hecho de agresión. Óscar de 47 años, no soportó ver tremenda humillación y mató a su yerno a apuñaladas.

También te puede interesar: «Tenía signos vitales»: suspenden velorio porque el muerto se movió en el ataúd


Según informó Clarín, el yerno habría estado alcoholizado y esto desencadenó la golpiza. Lo más sorprendente es que, el iracundo hombre habría actuado frente a los demás invitados, entre ellos su suegro.

Óscar, padre de Andrea, apuñaló con un arma blanca varias veces a su yerno, quien a las pocas horas falleció tras el ataque. Al citado medio, Óscar, protagonista del incidente dijo que “prefiero que mi hija me visite en la prisión, a que yo visite su tumba”. Estas palabras han conmocionado en la localidad.

Se conoció que Óscar fue detenido, pero a los dos días, debido a las constantes marchas en contra el dictamen fue liberado.

También te puede interesar: Madre soltera de 4 niños construye su propia casa tras ser echada del cuarto que alquilaba

«Tenía signos vitales»: suspenden velorio porque el muerto se movió en el ataúd

El pasado jueves 10 de junio, durante una competencia irregular de piques en motos, ocurrió un terrible accidente. Según se informó Jaime Portilla de 26 años falleció tras choca con otro motorizado.

Frente a este hecho que conmocionó en la zona, la familia decidió no realizarle la autopsia por razones religiosos. Esto, desencadenó en un inaudito hecho que ya da la vuelta al mundo.

Por su parte, el padre de Jaime, Hamilton Portilla aseguró que veía lágrimas en sus ojos y que se “movía”, presuntamente confundiendo espasmos musculares del proceso post mortem o como resultado de su fuerte creencia en un hecho extraordinario.

“Para Dios no hay imposibles, mi hijo tenía signos vitales y cuando se accidentó los médicos dijeron que ya estaba sin vida, cundo no fue así, él tenía signos vitales, pero no lo quisieron atender en el hospital. Tampoco permitimos que le hagan la autopsia porque somos creyentes cristianos”, afirmó el progenitor.

En tal sentido, familiares decidieron sacarlo del ataúd delante de todos los presentes y cargarla hasta una camioneta para transportarlo hasta el hospital, pero no fue recibido.

MIRA TAMBIÉN: “Son un montón de estúpidos”: Anciano interrumpió celebración del orgullo LGBT

Nota Anterior

¡Emocionada! Con lágrimas en los ojos Melody disfrutó en Iquitos

Siguiente Nota

Sujeto mató, descuartizó y se comió partes del cuerpo de su madre

Lo último de MUNDO