/

Mcdonald’s dejó morir a pareja de enamorados

Pueblo Libre: McDonald’s dejó morir a pareja de enamorados
Actualizado el 20 diciembre, 2019

La negligencia de los administradores del  McDonald’s de Pueblo Libre cada día queda más al descubierto. Un compañero de labores de los dos jóvenes que murieron electrocutados en ese local de comida rápida cuenta que, días antes de la tragedia, él  informó a su jefa sobre las fallas eléctricas en una de las máquinas expendedoras, pero ella, en vez de tomar cartas en el asunto, lo ignoró.

“Son abusivos. Yo le dije a María Esther, el miércoles pasado (antes de la desgracia), que estaba pasando corriente fuerte ahora y no me hizo caso”, contó el empleado que prefirió no mostrar su identidad por temor a represalias.

ALE  LO QUISO SALVAR

El empleado también relató cómo habrían sido los últimos minutos con vida de Alexandra Porras y Carlos Campos.

“Su amigo ha agarrado el tubo y se ha electrocutado, porque el chico tenía la mano partida, literalmente, y tenía ampollas. La chica lo intentó salvar y lo agarró, pero solo con su mano derecha, ya que ahí tiene una quemadura negra. Atrás donde cambiamos las gaseosas fue el problema. Ahí hubo corto circuito por la humedad”, añadió.EXPLOTADOS

Por si fuera poco, el noticiero de televisión mostró una de las boletas de pago de Alexandra, donde se da cuenta que ganaba 4.50 soles por hora.

Según una especialista en temas laborales consultada, esa es una práctica usada por varias empresas que contratan trabajadores a medio tiempo para no pagar beneficios sociales.

“Si trabaja más de cuatro horas, ya merece percibir los 930 soles”, afirmó.

 OTRA DENUNCIA

Ese valioso testimonio concuerda con el brindado por una ex trabajadora de ese mismo establecimiento.

“A mí era la única a la que sacaban a tiempo de turno porque reclamaba (y lo hacían blanqueado los ojos como si fuera un privilegio) , a mí me ponían horarios adecuados porque reclamaba, lo que es triste es que hasta mis mismos compañeros me llamaron exagerada el día que decidí simplemente no atender a nadie porque la máquina dispensadora pasaba corriente y el gerencial (sic) me pidió que atendiera con guantes quirúrgicos y con el piso lleno de cartones, las palancas forradas en papel fil para que no pasara corriente. Salí de la tienda y me negué. Renuncié al poco tiempo”, explicó la usuaria que se identifica en Facebook como Videl D. Borja.

EL DATO

Según fotografías publicadas por Diario Karibeña ayer, los jóvenes no tenían guantes ni indumentaria adecuada que los proteja de cualquier peligro.

Nota Anterior

Nesty asegura estar feliz con Mayra Goñi

Siguiente Nota

Vizcarra Indignado por muerte doble en McDonald´s

Lo último de EDICIÓN IMPRESA