Por medidas de seguridad tardan más de 8 horas en entregar cuerpo de expresidente

Actualizado el 18 abril, 2019

Por más ocho horas, el cuerpo del finado ex presidente Alan García permaneció en el hospital Casimiro Ulloa, siguiendo los protocolos policiales y médicos debido a la trágica circunstancia de su deceso, mientras miles de partidarios apristas lanzaban arengas y lloraban en la puerta del nosocomio.


Los peritos de Criminalística y agentes de Homicidios llegaron al hospital cuando aún no se hacía oficial la noticia de la muerte de García, pero ya se conocía que estaba en muy grave estado porque se disparó un balazo en la cabeza antes de ser arrestado por la policía.

Los restos del ex presidente fueron colocados en un ataúd y depositados en una carroza que lo trasladó hasta la Casa del Pueblo, en Breña. Durante el trayecto, los militantes apristas lanzaron vivas a García y reiteraban el “Apra nunca muere” y “en el dolor, hermanos”.

Por los ánimos enardecidos, se suscitaron incidentes entre los policías y los apristas, quienes también la emprendieron a golpes contra sus opositores que fueron hasta el hospital para alegrarse por el deceso de García.

Puedes leer: Chicos reality se solidarizan por fallecimiento de Alan García

Nota Anterior

¿Cancela su programa? Magaly anuncia cambios por muerte de Alan García

Siguiente Nota

Alan García es velado en local aprista y familia rechaza homenaje de Gobierno