//

Se la acabó el ‘Swing’ a la ministra de cultura

Actualizado el 27 mayo, 2020

La ministra de Cultura, Sonia Guillén, puso ayer su cargo a disposición por el caso Richard Cisneros, conocido como ‘Richard Swing’. «Es un tema clamorosamente desagradable. Me siento avergonzada, tengo que decirlo», manifestó.

En los últimos días, se dieron denuncias en la prensa que el Ministerio de Cultura contrató varias veces al polémico ‘Richard Swing’, vinculado a escándalos en la farándula local, para realizar actividades motivacionales «para mejorar el rendimiento laboral» de los trabajadores de la cartera. Por estos contratos recibió 175,000 soles.

ESTOY AVERGONZADA

Guillén dijo sentirse “avergonzada” y reconoció no haber estado al tanto de su contratación. “Me siento mal, tengo que decirlo. No lo conocía pero comparto la indignación y me cabe investigar y actuar. Es un tema muy serio, muy lamentable. Me hace sentir avergonzada y en la necesidad de pedir excusas”, sostuvo en un diario local.

“Cuando un caso como este salta se tiene que investigar y lo que uno tiene que hacer políticamente es lo que hemos hecho: cancelar el contrato, abrir la investigación y hacer accesibles nuestros archivos», arguyó.

Según la ministra, el contrato fue «inoportuno» al haberse realizado en plena cuarentena. «Las investigaciones tienen que seguir de manera abierta y transparente. Nosotros hemos abierto nuestros archivos para hacerlos accesibles y pedir el acompañamiento de todos los entes pertinentes, incluyendo la Comisión de Cultura del Congreso», agregó.

EL DATO

La semana pasada se dio a conocer que lo último que cobró Cisneros al Mincu fueron 30 mil soles por la “ejecución de actividades motivacionales a través de conferencias virtuales”

Nota Anterior

“¡Son 70 días y no hay que comer!”

Siguiente Nota

Brasil supera en víctimas a China y EEUU

Lo último de EDICIÓN IMPRESA