/

Los niños del mundo están fregados por mala comida

Actualizado el 23 septiembre, 2021

EE.UU. La mitad de los niños de entre 6 meses y 2 años de edad de 91 países no reciben el número mínimo de comidas recomendadas al día, mientras que dos tercios están privados de la dieta variada que necesitarían para desarrollarse adecuadamente, denunció el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia Unicef) en un informe.





Mira además: Arman subasta trafa de piezas precolombinas

“Los resultados del informe son claros: en una etapa en la que hay mucho en juego, millones de niños pequeños sienten la amenaza del fracaso”, dijo la directora de Unicef, Henrietta Fore, citada en un comunicado que insta a la comunidad internacional a esforzarse para revertir esta situación. Fore insistió en que una dieta nutricional pobre durante los primeros dos años de vida puede “dañar de manera irreversible el cuerpo y el cerebro de los niños en rápido crecimiento, lo que afecta a su escolaridad, a sus perspectivas laborales y a su futuro”.


TODO MAL

“Los niños llevan las cicatrices de una mala dieta y malas prácticas de alimentación de por vida. La ingesta insuficiente de nutrientes que se encuentran en verduras, frutas, huevos, pescado y carne, que son necesarios para apoyar el crecimiento a una edad temprana, pone a los niños en riesgo de un desarrollo cerebral deficiente, aprendizaje débil, baja inmunidad, aumento de infecciones y, potencialmente, la muerte”, alerta Unicef.

Entérate de más: Volcán se come todo a su paso en isla turística

Para mejorar esta situación, Unicef insta, entre otras cosas, a incentivar la producción, distribución y venta de productos ricos en nutrientes para aumentar su disponibilidad y asequibilidad. Además, propone la implementación de normas y leyes estatales “para proteger a los niños pequeños de los alimentos y bebidas procesados y ultra procesados que no son saludables, y poner fin a las prácticas comerciales nocivas dirigidas a los niños y a las familias”.

el dato

El informe advierte que el aumento de la pobreza, la desigualdad, conflictos, desastres relacionados con el clima y las emergencias sanitarias contribuyen a desatar una crisis nutricional entre las generaciones más jóvenes y ha mostrado pocas señales de mejora en los últimos diez años

Nota Anterior

A balazos cae banda que era el terror de pasajeros

Siguiente Nota

Melissa Paredes afirma que el ‘gato’ es su fan número uno

Lo último de EDICIÓN IMPRESA